Jurado | Actualización : 13.02.18 . 09:47

Encuentro con Valeria Golino, miembro del Jurado de los Largometrajes

Valeria Golino - Miembro del Jurado de los Largometrajes

Valeria Golino - Miembro del Jurado de los Largometrajes © Mathilde Petit / FDC

Durante una década fue la actriz italiana más conocida a nivel internacional, con sus actuaciones junto a Tom Cruise (Rain Man, 1988) y Nicolas Cage (Leaving Las Vegas, 1995) o bajo la dirección de Sean Penn (Extraño vínculo de sangre [The Indian Runner}, 1991). En 2013, Valeria Golino decidió pasar del otro lado de la cámara con Miele, un excelente largometraje sobre la eutanasia. La hermosa mujer de ojos azules, miembro del Jurado de los Largometrajes, habla de su trayectoria en el séptimo arte.

¿Qué lugar ocupa el Festival de Cannes en su carrera?

La emoción más grande mi vida, tanto a nivel personal como profesional, fue la presentación de Miele, mi primer largometraje, en 2013 en Un Certain Regard. La emoción fue increíble. Estaba tan tensa, que no pude divertirme. Esa experiencia en el festival fue de gran utilidad para la película y para mi carrera. Cannes es muy importante para los cineastas.

 

Regresemos al pasado, el cine vino a usted

Así es, la actuación no era mi sueño, empecé a actuar por casualidad. Cuando tenía 16 años, participé en mi primera película, dirigida por Lina Wertmüller. En esa época, estaba en el instituto y lo que quería era ir a la universidad. Desde los 14 años, modelaba un poco. Conocí a Lina, que era amiga de mi tía, en Roma. Buscaba a una adolescente para interpretar a la hija de Ugo Toniazzi en su nueva película. Hice las pruebas sin pensarlo demasiado, y unos meses más tarde, actué en la película. En ese momento, me contagió el virus. Todo sucedió incluso antes de que yo lo soñara.

 

¿Qué sabía de la actuación?

Nada. Me encantaba el cine. Crecí en una familia de amantes del cine. Veíamos muchas películas y ya me había forjado una opinión sobre el tipo de cine que me gustaba. Cuando era más pequeña, en los años setenta, el cine de Estados Unidos estaba en su apogeo y me encantaban los directores como Martin Scorsese o Sidnet Lumet. Mis ídolos era Robert De Niro, Al Pacino y Dustin Hoffmann. Me gustaba el cine estadounidense comprometido y el cine de género, pero sobre todo el cine de calidad. En esa época, en Italia todavía había grandes directores: Antonioni, Fellini, Bellocchio, Ferreri, teníamos muchos autores con mucho talento.

 

Su ascenso fue inmediato; a los 21 años se alzó con un premio de interpretación femenina en Venecia. ¿Es difícil manejar el éxito cuando llega tan repentinamente?

¡No! Para una actriz lo complicado es manejar el éxito que no llega. Cuando usted es joven y le aprecian en su profesión, lo recibe como un regalo de la vida. No tiene que trabajar aún más para demostrar lo que vale en este medio en el que progresar ya es difícil. Tuve suerte. El premio de interpretación fue extremadamente importante porque lanzó mi carrera. Es más difícil tener éxito cuando se es joven que cuando se tiene experiencia.

 

A menos que, como usted, se convierta en directora

Me convertí  en directora justamente para mantenerme joven y renovarme. Es difícil resistir en esta profesión como yo lo he hecho durante treinta años. Es complicado tener que superar obstáculos, mantenerse en un nivel digno y que además genere motivación.

“La televisión de Berlusconi ha hecho mucho daño. Ha anestesiado los cerebros. Pero el cine italiano continúa existiendo.”

Después pasó por su periodo estadounidense, que comenzó con Rain Man. ¿Qué recuerdo tiene?

Durante diez años, hice dieciséis o diecisiete películas. Gracias a esas experiencias, adquirí una disciplina diferente, que no tenía de manera natural. Aprendí mucho en Estados Unidos, porque tuve la oportunidad de observar el trabajo de grandes actores y de descubrir una máquina de cine en constante movimiento. También aprendí a actuar en otro idioma. En Italia, basaba mi interpretación en el aspecto inconsciente y natural. No necesitaba trabajar mis personajes con tanta intensidad. Sin embargo, los papeles que más me enorgullecen son los que he obtenido en Italia.

 

¿Qué aprendió durante el rodaje de Miele?

Miele ha sido la experiencia más completa de mi vida. Puse todo mi corazón en la película. Aprendí a abordar mi trabajo de otra manera, más franca. Una actriz puede ser como una mariposa, puede volar de flor en flor, un director debe ser un árbol.

 

¿Qué opina sobre el cine italiano actual?

Ha habido muchos cambios, hay muchas novedades, mucho talento. Nuestra industria es un verdadero caos, y tenemos leyes que no toman en cuenta las películas. El problema es que, al contrario de los franceses, a los italianos ya no les interesa el cine. En Italia, las salas de cine proyectan películas que ya fueron difundidas por televisión. Es un problema cultural. La televisión de Berlusconi ha hecho mucho daño. Ha anestesiado los cerebros. Pero el cine italiano continúa existiendo.

 

¿Cuál es el cine que despierta su entusiasmo?

No tengo un género en particular, pero me gusta el cine que tiene vida, no los derivados de la televisión. Me gustan las películas que reflejan un punto de vista, el cine curioso, que busca una manera de englobar su contenido. El cine que no tiene miedo de ser diferente. Esos pueden ser rasgos característicos de todos los géneros y todos los estilos.

Redactado por Benoit Pavan

Compartir el artículo

El mismo día

Jurado En salas el 22.05.16

Encuentro con Valeria Golino, miembro del Jurado de los Largometrajes

Durante una década fue la actriz italiana más conocida a nivel internacional, con sus actuaciones junto a Tom Cruise (Rain Man, 1988) y Nicolas Cage (Leaving Las Vegas, 1995) o bajo la dirección de Sean Penn (Extraño vínculo de sangre [The Indian Runner}, 1991). En 2013, Valeria Golino decidió pasar del otro lado de la cámara con Miele, un excelente largometraje sobre la eutanasia. La hermosa mujer de ojos azules, miembro del Jurado de los Largometrajes, habla de su trayectoria en el séptimo arte.

Separar las direcciones con comas * Campos obligatorios
Jurado22.05.16

Encuentro con Valeria Golino, miembro del Jurado de los Largometrajes

Separar las direcciones con comas * Campos obligatorios
.

.

.

12 : 06 : 34 : 57
del 8 al 19 de mayo, siga la 71a edición

en la web dedicada al evento del Festival de Cannes

Al navegar por nuestra página web,
se sobreentiende que acepta la instalación y el uso de cookies en su ordenador, principalmente con fines promocionales o publicitarios, en el marco de nuestra política de protección de su vida privada.