Proyecciones Especiales | Actualización : 13.02.18 . 09:41

L’Ultima Spiaggia (The Last Resort), los confines del alma del ser humano

Foto de la película L'Ultima Spiaggia

Foto de la película L'Ultima Spiaggia © Debora Vrizzi

De un lado los hombres y del otro las mujeres: durante un año, Davide Del Degan y Thanos Anastopoulos firmaron una playa en la ciudad italiana de Trieste, en donde un muro separa a los bañistas. Su objetivo: explorar la temática de la identidad y los límites del alma del ser humano.

Además del muro que la divide, ¿qué es lo que llama la atención de las personas que visitan esta playa por primera vez?

DDD: Con pasar un momento, es evidente que se trata de un lugar tan particular como las personas que lo frecuentan. Todo evoca la historia de esta tierra: se respira una voluntad se sentirse libre y un deseo arraigado de pertenencia. En esta playa, las personas encuentran nuevamente su identidad.
TA: La disposición de lugar me hizo pensar inmediatamente en temas como las fronteras, la discriminación, la identidad nacional y la identidad sexual. Una playa es una forma de institución, con sus propias estructuras socio-políticas. Y el muro en medio de esta playa europea en 2016 cuestiona todos nuestros fundamentos.

 

¿Qué tipo de microcosmos descubrieron?

TA: Trieste es una especie de proyecto fallido de Nueva York a causa de lo que sucedió durante la Primera Guerra y la Segunda Guerra. Es un lugar multicultural, una ciudad italiana con influencias austriaca, balcánica y judía. Es una ciudad en la que nadie se siente extranjero porque todo el mundo lo es de una u otra forma. Es una ciudad de fronteras, que cuestiona todas las definiciones de las palabras “origen”, “identidad” y “pertenencia”. Cada uno de los miembros de la comunidad que frecuenta diariamente esta playa quiere encontrar su lugar. En esta playa hay solo una respuesta: la humanidad.

"Descubrimos la estructura del script durante el montaje."

¿Cómo fue el año de rodaje?

DDD: Llegamos en noviembre. Y rápidamente nos sorprendió el hecho de que la gente nos contara tan naturalmente su historia y la historia del balneario. En ambos lados del muro, explicamos nuestro proyecto y nuestro deseo de trabajar discretamente. Comenzamos filmando solos y con un material liviano, con la idea de ser lo menos invasivos posible. Pasamos unos meses inolvidables, sobre todo en verano con tantas horas bajo un sol ardiente. Nos contaron muchísimas historias de un lado y de otro del muro .

TA: Nos habíamos impuestos reglas sencillas: filmar con el paso de las estaciones, sin seguir a ningún personaje fuera de la playa, sin entrevistarlos ni dirigirlos, y sin pedirles que hicieran nada en beneficio de la película. Les pedimos autorización de firmarlos y si no estaban de acuerdo, cortábamos la cámara para que su imagen no apareciera. Tampoco queríamos abundar en su psicología …Así es que descubrimos la estructura del script durante el montaje.

 La película nos incita a pensar en la naturaleza del ser humano

DDD: Así es. Para nosotros fue un viaje en busca de los confines interiores y exteriores del alma del ser humano, sorprendente e imprevisible.

TA: Cuando estábamos en la etapa de proyecto, en 2013, tenía la sensación de filmar el último “muro” de Europa. Y después me di cuenta, un tanto preocupado, de que estamos presentando una película mientras otros “muros” invisibles surgen ante nuestros ojos. Sin embargo, como la naturaleza del ser humano le permite superar sus periodos más oscuros, siempre tenemos fe en la humanidad.

"Un caleidoscopio de personajes, de historias suspendidas, relacionadas o entrelazadas, que podían sorprendernos."

¿Por qué los habitantes toleran ese muro hoy en día?

TA: Para los habitantes de Trieste, representa uno de los últimos vínculos de la ciudad con el imperio austro-húngaro. Simboliza un vestigio la Historia y refuerza su sentimiento de pertenencia. Representa un territorio que desapareció, una época en la que Trieste no tenía nada que envidiar a Nueva York.

DDD: Lo paradójico de este muro es la libertad que encarna; los hombres y las mujeres que vienen a esta playa sienten que pueden vivir cosas que no es posible hacer en otras playas, o incluso en otros momentos de sus vidas.

¿Por qué L’Ultima Spiaggia?

TA: En italiano la expresión “essere all'ultima spiaggia” (estar en la última playa) significa el último recurso, la última esperanza, la última oportunidad, la última posibilidad.

Davide Del Degan y Thanos Anastopoulos - L'Ultima Spiaggia (The last resort) © Alberto Pizzoli / AFP

Redactado por Benoit Pavan

Compartir el artículo
L'ULTIMA SPIAGGIA
Proyecciones Especiales

L'ULTIMA SPIAGGIA

Thanos ANASTOPOULOS, Davide DEL DEGAN

ITALIA, GRECIA, FRANCIA - 2016

02:15

El mismo día

Proyecciones Especiales En salas el 12.05.16

L’Ultima Spiaggia (The Last Resort), los confines del alma del ser humano

De un lado los hombres y del otro las mujeres: durante un año, Davide Del Degan y Thanos Anastopoulos firmaron una playa en la ciudad italiana de Trieste, en donde un muro separa a los bañistas. Su objetivo: explorar la temática de la identidad y los límites del alma del ser humano.

Separar las direcciones con comas * Campos obligatorios
Proyecciones Especiales12.05.16

L’Ultima Spiaggia (The Last Resort), los confines del alma del ser humano

Separar las direcciones con comas * Campos obligatorios
.

.

.

12 : 06 : 34 : 57
del 14 al 25 de mayo, siga la 72a edición

en la web dedicada al evento del Festival de Cannes

Al navegar por nuestra página web,
se sobreentiende que acepta la instalación y el uso de cookies en su ordenador, principalmente con fines promocionales o publicitarios, en el marco de nuestra política de protección de su vida privada.