para que empiece
el Festival de Cannes 2018
Entrevista | Actualización : 13.02.18 . 09:46

László Nemes, miembro del Jurado de Largometrajes

László Nemes - Miembro del Jurado de los Largometrajes

László Nemes - Miembro del Jurado de los Largometrajes © Alberto Pizzoli / AFP

A pesar del éxito fulgurante de su primera película, el director László Nemes conserva su humildad y cabeza fría. Ganador del Grand Prix el año pasado por El hijo de Saúl, este joven cineasta húngaro causó impresión entre la crítica y el público por su singular visión de los campos de concentración, tan concisa como sincera. Encuentro con la estrella en ascenso del Jurado que preside George Miller.

Su primer largometraje, El hijo de Saúl, obtuvo el Grand Prix en Cannes el año pasado y el Oscar a la Mejor película de habla no inglesa. ¿Qué significa esto para un director que comienza su carrera?

Todavía no termino de entender el alcance de estos eventos en mi vida. Ayuda a ganar confianza, pero también impone una cierta humildad. Es necesario recordar que hay que mantener los pies en la tierra.

 

¿Representa también una fuente de presión?

Conté con medios tan limitados para realizar la primera película que por más que sean mayores en la segunda, la presión y las limitaciones serán menores. No quiere decir que no habrá presión ni limitaciones, estas son importantes en el cine, pero podré disfrutar el proceso de realización de mi segunda película.

EL HIJO DE SAÚL - Tráiler

Este año está de regreso como miembro del Jurado que preside George Miller, ¿cómo enfrenta esta responsabilidad?

Ante todo, intento ser espectador, vivir las películas sin saber nada de ellas con anterioridad, tal como lo haría un espectador. Creo en el cine que provoca reacciones inmediatas, pero que deja su huella en el espectador. Ser jurado es una posición un poco extraña, sobre todo porque solo he dirigido una película. Pero creo que mi voz tiene sentido en el seno del Jurado.

 

¿Qué tipo de cinéfilo es?

Me encanta el cine que me sorprende, el cine que deja lugar a la imaginación del público. Kubrick es mi referencia, también Antonioni. Suelo poner el listón muy alto.

"Me gusta el cine que preserva una parte de sus secretos, que no lo revela todo. Es lo que lo diferencia de la televisión. El espíritu de la televisión está ganando la partida al cine, pero espero que el cine logre resistir".

Antes de realizar El hijo de Saúl trabajó con Bela Tarr en el guión de El hombre de Londres, en Competición en 2007. ¿Qué aprendió de él?

Aprendí lo importante que es el trabajo en equipo. Que es un trabajo de artesano, que hay que esculpir el material. Es un proceso largo y difícil, con riesgos y dificultades.

 

Al dirigir su propia película, El hijo de Saúl, decidió evitar la estilización y optar por la sobriedad. ¿Esa decisión tiene que ver con el tema de la película o más generalmente con su manera de entender el cine?

En El hijo de Saúl tomamos la decisión de evitar a todo precio la estilización, pero en mi segunda película tendremos la posibilidad de disfrutar mostrando las cosas. Espero que no sea un cine que simplemente se deja ver. Creo que es importante plantearse limitaciones e ir contra las tendencias fáciles del cine.

 

¿Le tienta a veces esta opción?

A veces, como a todos, claro. Creo que es un peligro que nos acecha permanentemente, sobre todo en esta era digital. Las innovaciones digitales, en vez de usarlas como el medio que son, terminan convirtiéndose en el fin, el objetivo del cine. Esto tiene que ver con una dependencia que crean los efectos visuales y el dominio de la automatización, dos cosas que empobrecen el cine. Cuando puedes hacerlo todo, no hay nada en juego, no dejamos lugar al espectador, a su imaginación. Queremos mostrarlo todo simplemente porque podemos mostrarlo todo. Entonces todo se torna artificial y dejamos de creer.  Los ordenadores nos hacen sobrehumanos, y perdemos de vista la subjetividad que caracteriza al ser humano.

 

Actualmente prepara su segundo largometraje, Sunset. ¿De qué trata?

Es una película que transcurre en Budapest, en 1915. Es la historia de una joven, una película de misterio.

Encuentro21.05.2016 . 09:00

László Nemes, miembro del jurado de los largometrajees

Redactado por Tarik Khaldi

Compartir el artículo

En profundidad

El mismo día

Entrevista En salas el 22.05.16

László Nemes, miembro del Jurado de Largometrajes

A pesar del éxito fulgurante de su primera película, el director László Nemes conserva su humildad y cabeza fría. Ganador del Grand Prix el año pasado por El hijo de Saúl, este joven cineasta húngaro causó impresión entre la crítica y el público por su singular visión de los campos de concentración, tan concisa como sincera. Encuentro con la estrella en ascenso del Jurado que preside George Miller.

Separar las direcciones con comas * Campos obligatorios
Entrevista22.05.16

László Nemes, miembro del Jurado de Largometrajes

Separar las direcciones con comas * Campos obligatorios
.

.

.

Al navegar por nuestra página web,
se sobreentiende que acepta la instalación y el uso de cookies en su ordenador, principalmente con fines promocionales o publicitarios, en el marco de nuestra política de protección de su vida privada.