Cannes Classics | Actualización : 06.05.19 . 15:28

Shôhei Imamura en el país de los muertos vivientes

Foto de la película Narayama Bushikou (La balada de Narayama)

Foto de la película Narayama Bushikou (La balada de Narayama) © alizé production

Laureada con la Palme d’or en 1983, Narayama Bushikô (La balada de Narayama) forma parte de las películas que han dejado su huella en el Festival de Cannes. Este largometraje con tintes naturalistas, que evoca el peso de las tradiciones ancestrales japonesas, se ha convertido en uno de los hitos de la carrera de Shôhei Imamura, impulsor de un cine crítico y singular desde el punto de vista visual.

Provincia de Shinshū, década de 1860. A la espalda de Tatsuhei, su hijo mayor, Orin-Yan asciende lentamente hacia la cima del monte Narayama. La anciana ha cumplido setenta primaveras y, como manda la tradición ubasute, será allá arriba donde, tras contornear los conglomerados rocosos nevados de una senda cubierta de huesos humanos, deberá dar su último aliento. Al alba de su último periplo hacia la muerte, Orin-Yan pone sus asuntos cotidianos al día, para no convertirse en una carga para su familia.

Shōhei Imamura, considerado uno de los maestros de la nueva ola japonesa, no ha dejado de criticar el inmovilismo de la sociedad nipona a través de un cine frío y clínico, que tiende a la sátira. En esta escabrosa obra maestra, una adaptación de las célebres novelas de Shichirô Fukazawa, el cineasta retrata hasta qué punto ciertas tradiciones profundamente arraigadas en las aldeas más remotas del país han forjado el estilo de vida, a través del sacrificio, del sector más pobre de la población.

Extracto de Narayama Bushikô (La balada de Narayama) (1983), de Shōhei Imamura

Antes de que el director se fijara en la obra de Shichirô Fukazawa, sus novelas fueron adaptadas al cine por primera vez en 1958 por Keisuke Kinoshita, quien censuraría con dureza durante su estreno la adaptación de Imamura, que mostraba una línea diametralmente opuesta a su versión más dramática, filmada a la luz de un estudio. Tras esta película, que supuso un hito en su carrera, Shōhei Imamura volvió a deslumbrar por segunda vez al alzarse de nuevo con la Palme d’or en 1997 con Unagi (La anguila).

Una presentación de Toei (Japón). Digitalización en 4K, restauración de imagen ARRISCAN y sonido Golden Eye en 2K a partir del negativo original en 35 mm, un contratipo y bandas de vídeo.

Redactado por Benoit Pavan

Compartir el artículo
LA BALLADE DE NARAYAMA
Cannes Classics

NARAYAMA BUSHIKOU

Shôhei IMAMURA

JAPÓN - 1983

02:13

En profundidad

El mismo día

Cannes Classics En salas el 18.05.17

Shôhei Imamura en el país de los muertos vivientes

Laureada con la Palme d’or en 1983, Narayama Bushikô (La balada de Narayama) forma parte de las películas que han dejado su huella en el Festival de Cannes. Este largometraje con tintes naturalistas, que evoca el peso de las tradiciones ancestrales japonesas, se ha convertido en uno de los hitos de la carrera de Shôhei Imamura, impulsor de un cine crítico y singular desde el punto de vista visual.

Separar las direcciones con comas * Campos obligatorios
Cannes Classics18.05.17

Shôhei Imamura en el país de los muertos vivientes

Separar las direcciones con comas * Campos obligatorios
.

.

.

12 : 06 : 34 : 57
del 14 al 25 de mayo, siga la 72a edición

en la web dedicada al evento del Festival de Cannes

Al navegar por nuestra página web,
se sobreentiende que acepta la instalación y el uso de cookies en su ordenador, principalmente con fines promocionales o publicitarios, en el marco de nuestra política de protección de su vida privada.