Cannes Classics | Actualización : 20.12.18 . 13:15

Cuentos de Tokio, Ozu retrata la gente común

Foto de la película Tôkyô Monogatari (Cuentos de Tokio)

Foto de la película Tôkyô Monogatari (Cuentos de Tokio) © DR

Presentada en Cannes Classics, Tôkyô Monogatari (1953) de Yasujirō Ozu transpira nostalgia por la estructura familiar japonesa tradicional. Especialista en cine japonés y director del Festival Internacional de Cine de Las Palmas, Luis Miranda habla de este gran clásico restaurado.

Película universal

Posiblemente sea la película más universal del director. Un matrimonio anciano viaja a Tokio para visitar a sus hijos, pero estos, sobrecargados de trabajo y preocupaciones, no tienen tiempo para sus padres. ¡No hace falta haber crecido en un ambiente confucianista para entender esto!
Naturalmente, aquí el problema tiene connotaciones locales: ya no hay sitio para el Japón “lento” de los ancianos. Pero la nostalgia en Ozu no es amarga sino serena y sonriente, porque al fondo está el horizonte de la muerte. Hay un personaje esencial, la nuera, viuda de guerra, generosa hija adoptiva. Esta mujer es la hija ideal de la tradición. Sólo ella, que ha sufrido, hereda la serenidad del padre. La tragedia de la guerra suele infiltrarse sutilmente en las películas de posguerra de Ozu, y su sentido de pérdida y aceptación nos asombra.

 

Vida cotidiana

Fue un momento sublime para el cine japonés: entre 1953 y 1954 surgen Cuentos de la Luna Pálida y Los amantes crucificados (Kenji Mizoguchi), La puerta del infierno (Teinosuke Kinugasa) y Los siete samuráis (Akira Kurosawa). Ozu no se benefició de esta oleada japonesa en los festivales europeos, porque sus películas no recreaban el ambiente seductor del pasado feudal sino el presente más cotidiano.
Aunque a Ozu lo tenemos ahora como un autor incomparable, siempre hizo cine popular. Su sistema se origina en las prácticas de género de un gran estudio, Shōchiku, en los últimos años del cine mudo (1930-1935).
Fue el giro formalista de la crítica, ya en los 70, lo que le situó en un lugar de privilegio. En su belleza formal se revelaba no sólo un estilo original sino un rigor lleno de sentido; una poética.

 

Estudio Shōchiku: rigor formal

Una de las especialidades de Shōchiku en los años 30 era el shoshimin-geki (“historias de la gente común”), que retrataba la vida cotidiana de la pequeña burguesía urbana. Se hablaba de un estilo Kamata (el estudio donde Shōchiku producía las películas de este género) en la práctica del shoshimin-geki, representado por Ozu, Gosho o el primer Naruse.

Por ejemplo, se mostraban situaciones cotidianas en lugares reconocibles, que se descomponían en detalles que funcionaban como guiños o pistas de situación –un rincón emblemático, el letrero de un bar, una bicicleta apoyada en la pared, un arreglo floral, unos guantes sobre el brasero. Con la llegada del cine sonoro, este estilo se fue atenuando, pero Ozu siguió practicándolo y lo depuró hasta convertirlo en un sistema de desestructuración de una regularidad conmovedora. El montaje “analítico” se transforma en cine ascético y a la vez liviano, modesto y ritual. No conozco otro caso de cine popular tan rigurosamente estilizado e implícitamente profundo.

 

Una escena

Cuando los dos ancianos, sentados frente al mar, se levantan para irse, pero ella no logra incorporarse. También la muerte se mueve con humildad en Ozu.
O bien ese plano de las dos zapatillas de los ancianos ante la habitación del balneario, marcando frontera entre el ruido exterior y el silencio de esas personas mayores que intentan dormir. Son como un signo de presencia y de ausencia. Lo cómico, lo bello y lo triste se funde en una sola imagen. Impermanencia; en japonés, mono-no-aware (“el lamento de las cosas”).

 

Una presentación de Shochiku. Restauración digital 4K realizada por Shochiku Co., Ltd. en cooperación con The Japan Foundation a partir del negativo 35mm en Shochiku MediaWorX Inc. e IMAGICA Corp. Distribución en salas: Carlotta Films.

Redactado por Charlotte Pavard

Compartir el artículo
VOYAGE À TOKYO
Cannes Classics

TOKYO MONOGATARI

Yasujiro OZU

JAPÓN - 1953

02:15

En profundidad

El mismo día

Cannes Classics En salas el 10.05.18

Cuentos de Tokio, Ozu retrata la gente común

Presentada en Cannes Classics, Tôkyô Monogatari (1953) de Yasujirō Ozu transpira nostalgia por la estructura familiar japonesa tradicional. Especialista en cine japonés y director del Festival Internacional de Cine de Las Palmas, Luis Miranda habla de este gran clásico restaurado.

Separar las direcciones con comas * Campos obligatorios
Cannes Classics10.05.18

Cuentos de Tokio, Ozu retrata la gente común

Separar las direcciones con comas * Campos obligatorios
.

.

.

12 : 06 : 34 : 57
del 14 al 25 de mayo, siga la 72a edición

en la web dedicada al evento del Festival de Cannes

Al navegar por nuestra página web,
se sobreentiende que acepta la instalación y el uso de cookies en su ordenador, principalmente con fines promocionales o publicitarios, en el marco de nuestra política de protección de su vida privada.