Mi selección ()

.

Añadir a mi selección
Cannes Première 16.07.21 . 15:00 Actualización :16.07.21 . 21:00

Vortex: encuentro con Gaspar Noé

Foto de la película Vortex

Foto de la película Vortex © DR

 

Gaspar Noé sorprende película tras película, tanto por la renovación de su sintaxis cinematográfica como por los temas desgarradores que aborda. Vortex no es una excepción. Este largometraje presentado en Cannes Première narra la historia de una pareja que está llegando al final de sus días y de su hijo, interpretados por Dario Argento, Françoise Lebrun y Alex Lutz.

La forma hace pensar en Lux Aeterna, pero el tema no tiene nada que ver. ¿Cómo surgió la idea ?

De todas mis películas, esta es la más realista. No da tanto la impresión de ser un objeto narrativo hecho con la intención de seducir al público. Su contenido parece casi documental. Se trata de una historia trivial sobre el deterioro del pensamiento en relación con el cerebro. Después de haber vivido situaciones similares con mi abuela, mi madre y otras personas que he visto morir, me parecía una pena que no haya más películas que describan estos mecanismos de supervivencia tan extremadamente complicados.

 

El final de la vida se aborda de una manera muy orgánica.

Cuando a alguien le falla su cuerpo, por un cáncer o una leucemia, por ejemplo, se debilita, pero su percepción no se ve necesariamente afectada. El deterioro de las neuronas resulta mucho más violento porque puede llevar a la persona a estados de terror mucho peores que las situaciones que aparecen en mi película Climax. En ella mostraba a unos jóvenes a los que les introducen LSD en una copa: esto les provoca estados de terror, pero puntuales. En el caso del alzhéimer, pueden durar días, semanas, meses... Y no hay manera de escapar. Yo quería ver una película sobre estas situaciones que no fuera demasiado teatral. Se trata más bien de un largometraje existencial sobre el vacío de la experiencia humana.

 

¿Cómo convenció a Dario Argento para que participara? ¿Y al resto de los actores?

Cuando empecé a preparar Vortex, pensé en las personas a las que más me apetecía filmar: a él, para el papel del padre, y a Françoise Lebrun, que idolatro, para el de la madre. Tuve la suerte de que Françoise aceptara antes de que se lo propusiera a Dario. Él debía dirigir otra película pero el proyecto se pospuso debido a la COVID. Le presenté las diez páginas del guion y me dijo que quería que su personaje tuviera una amante. Acabamos haciendo la película juntos. Después, imaginé quién podría interpretar a su hijo y pensé en Alex Lutz. Al verlos, no parece que estén improvisando ni que haya texto alguno.

 

Los dos planos en pantalla dividida se responden, se completan, se reflejan, se dan la espalda... ¿Es esto una especie de tercera dimensión en el lenguaje cinematográfico?

Es como un pintor que en ocasiones utiliza fluorescente y otras veces, blanco y negro, y que mezcla texturas. Yo he hecho películas en 3D, en planos secuencia... Hay que experimentar con el lenguaje. Pensé que el concepto de la pantalla dividida se aplicaría de forma emocional y nítida porque tratábamos historias de soledades compartidas y enmarañadas. No es que tratara de forzar una historia dentro de una forma lingüística que no le corresponde. Ahora estoy terminando el calibrado y pretendo que los colores se parezcan a los de la vida real, que todo sea casi como un documental.

Escrito por Tarik Khaldi
VORTEX
Cannes Première

VORTEX

Gaspar NOE

FRANCIA, BÉLGICA, MÓNACO - 2021

02:22

Programación
  • Proyección 16-07-2021 23:00 Salle Debussy
  • Proyección 17-07-2021 12:30 Cinéum Aura
Toda la programación

El mismo día