Memoria del Festival Actualización : 08.12.17 . 10:53

El proyecto se retoma en 1946

1946 Festival de Cannes Poster

1946 Festival de Cannes Poster © Leblanc

El nacimiento del Festival es una historia de tenacidad e idealismo. A pesar de la interrupción del lanzamiento de la primera edición en 1939, Philippe Erlanger y los sindicatos hoteleros de Cannes siguen convencidos de que este certamen de alcance mundial es necesario para luchar contra el fascismo y devolver la calma al viejo continente, además de representar una hermosa oportunidad para exponer esta perla del Mediterráneo y sus encantos turísticos a nivel internacional. Así que coordinan sus esfuerzos para mantener la organización del evento y reprogramarlo, primero en la Navidad de 1939, luego en el mes de febrero y finalmente durante la Pascua de 1940.

Coyunturas desfavorables para retomar el proyecto

Con la intención de no tensar más unas relaciones diplomáticas ya de por sí tensas, el Consejo planteó las condiciones previas del acuerdo y de la participación a Italia. Contra toda expectativa, el gobierno transalpino dio su autorización con la única condición de que el Festival no se celebrara al mismo tiempo que la Mostra. Una excelente noticia para los organizadores, aunque todavía quedaban muchas dificultades por superar. La economía estaba muy afecada, el turismo había tocado fondo y, en una Francia movilizada, los transportes públicos estaban reservados prioritariamente a los desplazamientos militares. Los productos coloniales como el azúcar, el aceite o el arroz escaseban y el abastecimiento resultaba cada vez más complicado1. En mayo, el país fue invadido por los alemanes. Cannes seguía en la zona libre pero el 10 de junio de 1940, Mussolini declaró la guerra a Francia y Gran Bretaña, poniendo fin a los propósitos de retomar el Festival.

Seguirían años de ocupación y penuria: la falta de los recursos, los materiales y la tranquilidad necesarios para organizar el certamen provocaron la interrupción indefinida del Festival. Los profesionales del cine fueron movilizados, las salas cerraron por falta de personal y el departamento cinematográfico del Ejército se adueñó de esta área. A partir de julio de 1940, el Doctor Dietrich, director del departamento de cine de la propaganda alemana, asumió la producción francesa bajo su control a través de la Continental, una sociedad de derecho francés fundada por Goebbels con fondos alemanes y dirigida por Alfred Greven. La censura, la distribución de materias primas, la prohibición de trabajar para los profesionales de confesión judía y la prohibición de distribuir películas anteriores a 1937 fueron medidas encaminadas a amordazar al cine francés2. De origen judío, Philippe Erlanger se vio obligado a escapar de las autoridades que le buscaban por su implicación en la organización de un certamen destinado a competir con Venecia. Halló refugio en el Grand Hôtel de Cannes, regentado por su amigo Henry Gendre, antes de huir a la región de Gascuña hasta la liberación.


«El segundo primer Festival de Cannes»

Hubo que esperar hasta 1945, en una Francia recién liberada, para que Philippe Erlanger retomara el liderazgo de la Asociación Francesa de Acción Artística y la organización de lo que sería el «segundo primer Festival de Cannes». Junto a él, Jean Painlevé, que asumió el liderazgo de la Dirección de la Cinematografía y que sería sustituido por Michel Fourré-Cormeray en mayo de 1945, y el equipo reformado de 1939 con Suzanne Borel que, en diciembre de 1945 se casó con Georges Bidault, Ministro de Asuntos Exteriores, que se convertiría en un apoyo favorable para el proyecto.

Entre 1945 y finales de 1946, este comité tuvo que afrontar nuevas dificultades. Europa estaba postrada, dividida y destruida, así que participar en el Festival de Cannes no se antojaba como una prioridad. Se enviaron centenas de invitaciones pero las respuestas tardaron en llegar y el Festival, inicialmente previsto para 1945 y luego para marzo del año siguiente, se acabó celebrando en septiembre de 1946. En ese tiempo, hubo que actuar para poner todo en marcha a pesar de las restricciones. El Casino, lugar sondeado para acoger el certamen, conservaba todavía rastros de los combates. Los hoteles estaban ocupados por los estadounidenses. A pesar de la ayuda del Estado, los fondos no eran suficientes para reconstruir Cannes, marcada por los bombardeos.

 

Esfuerzos coordinados en torno al recién nacido

El 23 de junio de 1946, el Dr Picaud, alcalde de la ciudad, lanzó una llamada a los ciudadanos para «acondicionar nuestros jardines, nuestras esplanadas y nuestras playas del Boulevard Jean Hibert»3. Numerosos voluntarios aportaron su granito de arena. Se abrió una suscripción pública que reunió más de un millón de francos gracias a la participación del sindicato de la construcción, de los panaderos, de las agencias inmobiliarias y de los conductores de taxis, entre otros donantes.

Se cerraron acuerdos con el municipio y la dirección del Casino Municipal para acondicionar el vestíbulo como sala principal de proyecciones y ceremonias. El Comité de Coordinación del Festival del Cine intentó resolver los últimos detalles para la correcta organización turística del evento. 

Carta del Comité de Coordinación del Festival del Cine al Conde de Hebermort, director del comité de bienvenida, en la que se detallan las medidas que se deben tomar para el correcto desarrollo del Festival © FDC

La competición contó con 19 países y un jurado internacional presidido por Georges Huisman. El Festival se encuentra en vísperas de su segundo nacimiento oficial, previsto para el 20 de septiembre de 1946.
 

Varios carteles promueven el primer Festival de Cannes como una invitación al viaje, explotando el aspecto mediterráneo pero también el carácter internacional del certamen.

Cartel oficial © Leblanc

1-SCHOR Ralph, Nice et les Alpes- Maritimes, de 1914 à 1945 C.R.D.P de Niza, 2ª edición, P199 citado en Le Festival de Cannes sur la scène Internationale de Loredana Latil, Editions Nouveau Monde, p.68
2- LE ROY Eric, "Quand les nazis pilaient le cinéma français" en L’arche n°501/ Noviembre de 1999
3- BRUN Mario, BRESSON Jean, Les vingt marches aux étoiles, la fabuleuse histoire du Festival de Cannes, Editions Alain Lefeuvre, 1982, p. 32
Ilustraciones:
Carta del Comité de Coordinación del Festival del Cine al Conde de Hebermont: FIFA 30 B5
Carta de Robert Favre Le Bret destinada al señor Lemaire, Director General de la SNCF: FIFA 35 B5

Redactado por Camille Périssé

Compartir el artículo

En profundidad

Memoria del Festival En salas el 25.04.17

El proyecto se retoma en 1946

El nacimiento del Festival es una historia de tenacidad e idealismo. A pesar de la interrupción del lanzamiento de la primera edición en 1939, Philippe Erlanger y los sindicatos hoteleros de Cannes siguen convencidos de que este certamen de alcance mundial es necesario para luchar contra el fascismo y devolver la calma al viejo continente, además de representar una hermosa oportunidad para exponer esta perla del Mediterráneo y sus encantos turísticos a nivel internacional. Así que coordinan sus esfuerzos para mantener la organización del evento y reprogramarlo, primero en la Navidad de 1939, luego en el mes de febrero y finalmente durante la Pascua de 1940.

Separar las direcciones con comas * Campos obligatorios
Memoria del Festival25.04.17

El proyecto se retoma en 1946

Separar las direcciones con comas * Campos obligatorios
.

.

.

12 : 06 : 34 : 57
¡Visite la web dedicada al evento

para revivir la 70ª edición!

Al navegar por nuestra página web,
se sobreentiende que acepta la instalación y el uso de cookies en su ordenador, principalmente con fines promocionales o publicitarios, en el marco de nuestra política de protección de su vida privada.