Memoria del Festival Actualización : 04.05.17 . 12:03

¡En septiembre de 1946 arrancan las festividades!

Fuegos artificiales durante el primer Festival de Cannes

Fuegos artificiales durante el primer Festival de Cannes © STAFF / AFP

En 1946, una vez finalizados los eventos históricos que dejaron al mundo malherido, el renacimiento del Festival de Cannes, cuya primera edición fue impedida por la declaración de guerra de 1939, apareció como una ocasión para celebrar la paz, y para que las naciones se reunieran y se entretuvieran en torno al séptimo arte. Gracias a la perseverancia de sus organizadores, ¡la gran fiesta del cine pudo por fin comenzar!

El comienzo de las festividades

Las primeras personalidades comenzaron a llegar en trenes especiales a partir del 18 de septiembre, mientras la fiesta estaba todavía en curso de preparación. ¡Algunas estrellas estadounidenses desembarcaron incluso en hidroavión en la bahía de Cannes!
 


El 19 de septiembre, la fiesta de los tiradores marroquís y senegaleses y una memorable Batalla de Flores lanzaron las festividades en la Croisette. Una vez caída la noche, los fuegos artificiales iluminaron el horizonte de la Costa Azul antes de que los festejos alcanzaran su apogeo durante una suntuosa recepción ofrecida en los jardines del Grand Hôtel. La cantante estadounidense Grace Moore entonó la Marsellesa ante una muchedumbre emocionada por poder recuperar la alegría tras unos tiempos dolorosos.

 

 

 

Grace Moore canta La Marsellesa

Grace Moore canta La Marsellesa © STAFF / AFP


Al día siguiente, se inauguró la Competición y las proyecciones arrancaron en el Casino Municipal. Una competición pacifista, basada en un ideal de entente entre los países participantes y cuyo reglamento recuperó los principios establecidos en 1939. Cada país designó su miembro del jurado y las películas que deseaba para representar su producción. La cantidad de películas por país se estableció proporcionalmente a la producción cinematográfica del país durante los doce meses anteriores al Festival. El jurado también tenía la potestad de retirar una película de la competición si consideraba que su «naturaleza puede herir el sentimiento nacional de cualquier estado» (art.7). Finalmente y sobre todo, cada país representado debía abandonar Cannes con un «Grand Prix» (art.10).

Extractos del reglamento del Festival Internacional de Cine de Cannes de 1946 © FDC

A pesar de las vicisitudes, una primera edición exitosa

Durante las primeras proyecciones, aunque las películas se presentaron «en versión original y sin subtítulos» (art.14), las muchedumbres que abarrotaron la sala demuestran el entusiasmo que despertó el evento. Por desgracia, el público poco disciplinado no respetó los lugares asignados y las condiciones de proyección distaron de ser las óptimas. La precipitación provocó que el acondicionamiento de la sala de proyección fuera precario. El público se impacientó especialmente con una cortina que no cerraba bien y permaneció todo un día sobre la pantalla. Algunas proyecciones sufrieron impedimentos, como la de un corto documental soviético sobre la liberación de Berlín (Berlin de Juli Raisman), por ejemplo, interrumpida varias veces a causa de problemas técnicos. Se denunció un sabotaje político y Robert Favre Le Bret, secretario general que secundaba a Philippe Erlanger, tuvo entonces que hacer gala de todo su talento como diplomático y calmar a la delegación procedente de la URSS organizando una segunda proyección.

Testigo de la proyección de Notorious (Encadenados), Robert Chazal comentará también con humor: «Alfred Hitchcock ha encontrado a su maestro: el proyeccionista añadió suspense a Notorious olvidando una bobina»1. En su defensa hay que decir que su cabina había sido olvidada y que sus asistentes fueron seleccionados entre el equipo de jardineros de la ciudad…
Sin embargo, el primer Festival, con sus vicisitudes de proyección y otras tantas anécdotas cinéfilas, permanecerá en la memoria colectiva como un evento exitoso, testigo ante todo de una renovación cinematográfica histórica. Ese año, aparecieron en la Croisette los primeros destellos del neorrealismo italiano con la proyección de Roma Citta Apperta (Rome, ciudad abierta), de Roberto Rossellini. Descubrimos también a Michèle Morgan, la primera galardonada con el primer premio a la mejor interpretación femenina de la historia del cine por La symphonie pastorale. La Bataille du Rail (La batalla del raíl) de René Clément rindió homenaje a la resistencia de los ferroviarios, y numerosas películas entraron para siempre en la historia del cine, con Notorious, de Alfred Hitchcock, o Gilda, de Charles Cukor, a la cabeza, antes de que la primera edición del Festival de Cannes se cerrara con la proyección de La Belle et la Bête (La bella y la bestia), de Jean Cocteau.
 

La symphonie pastorale, Jean Delannoy © DR

1-   Le Festival de Cannes, 60 ans d’histoire, Album Officiel du 60e anniversaire, Back stage, Auzou, París, 2007, p.4 (Año 1946)

 

 

Compartir el artículo

En profundidad

Memoria del Festival En salas el 03.05.17

¡En septiembre de 1946 arrancan las festividades!

En 1946, una vez finalizados los eventos históricos que dejaron al mundo malherido, el renacimiento del Festival de Cannes, cuya primera edición fue impedida por la declaración de guerra de 1939, apareció como una ocasión para celebrar la paz, y para que las naciones se reunieran y se entretuvieran en torno al séptimo arte. Gracias a la perseverancia de sus organizadores, ¡la gran fiesta del cine pudo por fin comenzar!

Separar las direcciones con comas * Campos obligatorios
Memoria del Festival03.05.17

¡En septiembre de 1946 arrancan las festividades!

Separar las direcciones con comas * Campos obligatorios
.

.

.

12 : 06 : 34 : 57
¡Visite la web dedicada al evento

para revivir la 70ª edición!

Al navegar por nuestra página web,
se sobreentiende que acepta la instalación y el uso de cookies en su ordenador, principalmente con fines promocionales o publicitarios, en el marco de nuestra política de protección de su vida privada.