73 edición | Actualización : 14.05.20 . 19:01

Entrevista de Thierry Frémaux para el diario Le Figaro, por Étienne Sorin

Pierre Lescure y Thierry Frémaux

Pierre Lescure y Thierry Frémaux © AFP

 

ENTREVISTA EXCLUSIVA con el delegado general del Festival de Cannes, decidido a organizar la 73.ª edición.

 

Thierry Frémaux no se rinde. Una cancelación sin más del Festival de Cannes no figura en sus planes. Si bien un aplazamiento a finales de junio y principios de julio resulta imposible a raíz de las declaraciones de Emmanuel Macron en la noche del lunes, en las que se precisaba específicamente que los «grandes festivales y eventos con un público multitudinario no podrán celebrarse, al menos, hasta mediados de julio», el delegado general continúa estudiando otros escenarios posibles.

Por Étienne Sorin.

LE FIGARO. - Las selecciones paralelas del Festival de Cannes (Quincena de los directores, Semaine de la critique, ACID) han anunciado su cancelación. ¿Son ustedes los últimos en mantener la esperanza?

Thierry FRÉMAUX. - Sí. Los primeros y los últimos.


¿Podemos considerar que, hasta el 31 de diciembre, la edición 2020 del Festival de Cannes podría celebrarse?

Desde el lunes por la noche, somos conscientes de que no será posible organizar el Festival de Cannes en julio. Nosotros mantenemos la esperanza, y no lo hacemos por obstinación ni por el Festival en sí, sino por aquello por lo que el certamen cobra sentido: las obras, los artistas, los profesionales de esta industria, las salas, el público. Por la reactivación económica de todo un sector. Y por el turismo de Cannes, que ha demostrado una comprensión enorme. El futuro se muestra más incierto que nunca. Puede ser oscuro: es posible que todos los festivales se cancelen, incluso los de principios de otoño. Es posible que se esclarezca con la llegada del verano y permita que tracemos otras perspectivas para los meses siguientes. Huelga decir que la salud pública continúa siendo la prioridad.


¿Contempla un festival en formato reducido, sin determinados territorios si las fronteras extraeuropeas no se reabren, y limitando el número de acreditaciones y de espectadores –provistos de mascarillas– por sala si las medidas del desconfinamiento así lo exigen?

Habíamos analizado diferentes formatos, ¡incluso una alfombra roja con mascarillas! Pero lo hemos comprendido, la situación es clara: si se puede celebrar un festival es porque todo vuelve a su cauce, porque la vida retoma su ritmo normal. El desconfinamiento comienza en Francia el 11 de mayo, y ya veremos cómo transcurre. Pero si el virus no se ha alejado lo suficiente de aquí al verano, las autoridades no consentirán la celebración de eventos colectivos a corto plazo. En cualquier caso, como no se puede planear nada antes de mediados de julio, está claro que los primeros encuentros tendrán lugar tras las vacaciones estivales. Ya veremos de qué modo.


¿Tendría sentido que las películas estrenadas en cines llevaran el sello «Selección oficial Festival de Cannes» si no es posible celebrar una edición física del Festival?

Sería posible. Podríamos concebir, por ejemplo, una etiqueta «Cannes2020» en lugar de «Selección oficial», puesto que dicha denominación implicaría que el Festival se organizase de forma «normal». Y, en ese caso, nos gustaría involucrar a las secciones paralelas. Esta etiqueta permitiría valorizar las películas que hemos visionado y encontrar el camino en medio de la confusión que reinará en la organización de su lanzamiento en otoño. Nos envían películas magníficas de todas partes y es nuestro deber –¡y nuestro deseo!– ayudar a que se materialicen y a que se presenten al público. Como la Selección no se ha detenido, las películas están ahí, ¡y continuaremos visionándolas hasta finales de junio! Estamos construyendo nuestro proyecto a partir de consultas que llevamos a cabo con el CNC (Centro Nacional de Cine de Francia), con los profesionales, con el ayuntamiento de Cannes. No queríamos abandonar el terreno el 15 de abril pasando directamente al año que viene; no queríamos abandonar las películas ni a aquellos que las hacen posibles. Queremos estar presentes en otoño para contribuir a la enorme tarea que será la reconquista del cine. Esta profesión, como las demás, se enfrenta al riesgo de convertirse en un terreno en ruinas, por lo que todos tendremos que demostrar energía y unidad. El Festival de Cannes quiere participar en este cometido.


Por lo tanto, ¿no podemos contar con ver las películas presentadas en formato digital por el Festival?

Para ello, los directores y sus productores tendrían que estar de acuerdo, pero no es el caso. Y esa no es nuestra intención, no es nuestra tradición ni nuestra convicción. Las pocas experiencias que se han llevado a cabo no parecen concluyentes. En cambio, para el Marché du film, que va a ofrecer una versión digital de su actividad de compraventa a profesionales del 22 al 26 de junio, la respuesta es sí. De hecho, se trata de la primera etapa de esta reorganización de Cannes 2020. Pero un festival digital, no. Cannes es una fiesta, una reunión, un juicio colectivo, un impacto. Proyecciones, hurras, pitidos, etc. Cuando se proyecta una película en la Croisette, es aclamada, recompensada, vendida, comprada, distribuida. Recordemos lo que pasó con Parásitos. La plusvalía de todo ello es irremplazable. Es triste, por así decirlo, pensar en la situación a la que nos enfrentamos en la actualidad.

En este momento, vemos muchas películas clásicas en los nuevos soportes, pero el impacto no es el mismo que el que tienen las decenas de miles de espectadores del Festival Lumière que van a verlas en salas de cine de Lyon. Porque Cannes defiende las películas proyectadas en las salas. Y las salas pasan por su peor momento. Debemos ayudarlas, y eso tomará su tiempo. Habrá que encontrar nuevas formas, ideas, eventos. Las plataformas salen triunfantes con series y películas… de cine.

Esperemos a que la vida retome su ritmo y a que las películas exclamen con fuerza que hay que seguir contando con ellas, lejos de esas predicciones oscuras que encontramos aquí y allá, y que hablan de la muerte del cine.

 

Redactado por Etienne Sorin

Compartir el artículo
73 edición En salas el 16.04.20

Entrevista de Thierry Frémaux para el diario Le Figaro, por Étienne Sorin

 

ENTREVISTA EXCLUSIVA con el delegado general del Festival de Cannes, decidido a organizar la 73.ª edición.

 

Thierry Frémaux no se rinde. Una cancelación sin más del Festival de Cannes no figura en sus planes. Si bien un aplazamiento a finales de junio y principios de julio resulta imposible a raíz de las declaraciones de Emmanuel Macron en la noche del lunes, en las que se precisaba específicamente que los «grandes festivales y eventos con un público multitudinario no podrán celebrarse, al menos, hasta mediados de julio», el delegado general continúa estudiando otros escenarios posibles.

Por Étienne Sorin.

Separar las direcciones con comas * Campos obligatorios
73 edición16.04.20

Entrevista de Thierry Frémaux para el diario Le Figaro, por Étienne Sorin

Separar las direcciones con comas * Campos obligatorios
.

.

.

Al navegar por nuestra página web,
se sobreentiende que acepta la instalación y el uso de cookies en su ordenador, principalmente con fines promocionales o publicitarios, en el marco de nuestra política de protección de su vida privada.