¡Disfrute de la cobertura de la 70ª edición en el sitio dedicado al evento!
Memoria del Festival Actualización : 21.05.17 . 16:06

Vestimenta formal de rigor

The crowd

The crowd © STAFF / AFP

Ascensión a las cumbres cinematográficas: ¡la subida de las escaleras del Festival de Cannes es toda una leyenda! El rito del tránsito de una película hacia su primera proyección responde a tradiciones que se han ido construyendo a lo largo de estos 70 años. Hacemos un repaso histórico e ilustrado de la principal tradición: la vestimenta formal de rigor.

La gran cita del cine

A lo largo de sus ediciones, el Festival de Cannes ha escrito la historia del cine a través de las películas que ha seleccionado, así como a través de los grandes personajes de la vida cultural que ha reunido al pie de sus escaleras. Por esta razón, se estableció un protocolo preciso para entrar en el templo de la cinefilia mundial.

Aquí, nada de fotografías robadas: las celebridades posan ante las miradas ajenas, preparadas para el gran momento. Desde los primeros años, la llegada de las estrellas a la sesión de Gala se convierte en un ritual y el código de vestimenta, a menudo honrado, en ocasiones eludido, continúa dando de qué hablar.
 

Un folleto histórico

Cuando en 1939 el Estado decide crear un encuentro internacional del cine en Francia, la elección de implantarlo en la Costa Azul no se hizo al azar. En un primer momento, lo que se buscaba era un lugar capaz de competir con los encantos mundanos que poseía Venecia.

Cabe señalar que desde que Lord Brougham, ex lord canciller británico, se instalara allí en 1834 y gracias al desarrollo de la línea ferroviaria de la Compañía de Ferrocarriles PLM, que comunicaba con la Costa Azul, la ciudad se había convertido en una localidad turística costera muy concurrida. El turismo distinguido y de ocio se desarrolla con la construcción de la Croisette y de hoteles de lujo a lo largo del paseo, así como con la inauguración del Casino Municipal, donde se organizaría el Festival de 1939 (edición cancelada) y de 1946.

En este contexto vacacional acomodado en la Costa Azul, se establece el código de vestimenta del Festival. Como testigos, el célebre cartel de Jean-Gabriel Domergue y el documento promocional de Marco de Gastyne, elaborados para la ceremonia de 1939, en cuyo programa ya figuraba una «cena de la elegancia».

Cartel oficial del Festival Internacional del Cine de 1939 © Jean-Gabriel Domergue / ADAGP

Con o sin esmoquin

A pesar de que el Festival haya colaborado varias veces con la Cámara Sindical de la Alta Costura de París a lo largo de su historia para organizar desfiles de las grandes casas de moda parisinas durante las ceremonias y sacar a relucir el patrimonio francés, no todo el mundo comparte el mismo entusiasmo por la vestimenta de gala.

EL CASO DE LAS CORBATAS

En 1949, el Festival se enfrenta a su primer «desliz» en relación a la moda. El clima templado de la Costa azul hace que los asistentes al Festival tengan que hacer malabares para pasar del traje de baño al esmoquin a tiempo para sus sesiones. Así pues, el comité organizador decide hacer algunas sesiones con corbata y otras sin corbata. Sin embargo, las delegaciones extranjeras entienden esta alternancia del protocolo como una forma de juzgar el valor de la película presentada, lo que hace estallar la ira... ¡La guerra de las corbatas está declarada!

El propio alcalde, Jean-Charles Antoni, expresa su descontento, explicando que el protocolo no se corresponde con la atmósfera de Cannes y que los asistentes deberían poder sentirse cómodos 1. Se abre así paso al traje de baño, que se convertirá en uno de los primeros accesorios de moda en la Croisette. Desde 1947, se puede ver a Michèle Morgan o Jean-Paul Sartre tomando el sol en la playa y, muy pronto, el bikini se convierte en patrimonio de las jóvenes estrellas.

Malou Martel, Miss Festival Annette Bastid, Lucy Leroy © AFP

Sin embargo, pese a estas distracciones estivales, las sesiones de traje de gala se institucionalizan definitivamente por la noche y, hoy en día, continúan siendo una de las tradiciones más importantes de Cannes.

¿QUIÉN Quiere el "PELLEJO" DE Pablo Picasso?

El imprevisible Pablo Picasso será uno de los primeros en saltarse el código de vestimenta de las veladas. Cuenta la leyenda que, en 1953, para asistir a la proyección de Le Salaire de la Peur (El salario del miedo) de Henri-Georges Clouzot, el artista consigue que se le conceda una exención que le autorizaba a entrar al Palais con una pelliza de cordero.

Sin embargo, ese mismo año, y como demuestra el intercambio de cartas mostrado a continuación, Favre le Bret, entonces delegado general del Festival, se muestra menos indulgente con un periodista que le hace partícipe de su rechazo por el código vestimentario.

 

Correspondencia entre Robert Favre Le Bret y un periodista © FDC

LAS EXCENTRICIDADES DE LA ALFOMBRA ROJA

Otros se negarían a aceptar el código, como Henry Miller, miembro del Jurado de 1960, a quien se vetó la entrada durante la noche de inauguración por no llevar esmoquin, o incluso Armand Gatti, que se negó a llevar el traje en 1963 2. Pero, sin duda, quienes quedan en el recuerdo son aquellos que suben las escaleras vestidos con humor y rindiendo algún homenaje.

 

En 1994, Michel Piccoli caminó por la alfombra roja, hacia la proyección de The Hudsucker Proxy (El gran salto) de Joel Coen, disfrazado de personaje de Les Cent et Une nuits de Simon Cinéma (Las cien y una noches), que Agnès Varda rodaba en la Croisette. © Patrick Hertzog / AFP

 

En 1991, Madonna causa un gran revuelo en la Croisette. Tras pasar por la alfombra roja envuelta en un abrigo de seda rosa para la proyección de la película In Bed with Madonna (En la cama con Madonna), la artista desvela, desde lo más alto de las escaleras, el sujetador cónico que se convertirá en el icono del diseñador Jean-Paul Gautier.

Madonna, Alex Keshinian - In Bed With Madonna

Madonna, Alex Keshinian - In Bed With Madonna © Gérard Julien / AFP

 

La actriz española Victoria Abril, musa de Pedro Almodóvar, no deja de combinar humor y provocación para saltarse el código de vestimenta de Cannes.

Victoria Abril, 1997 © Patrick Hertzog / AFP

En 1991, Lars Von Trier vuelve por segunda vez a la Croisette para la presentación de Europa. El director contará más tarde que sacó las fuerzas para montar las escaleras gracias al esmoquin que llevaba, que no era otro que el del maestro absoluto del cine danés… ¡Carl Theodor Dreyer!
 

 

«Como fruto de su última colaboración con el desaparecido Carl Dreyer, Henning Bendtsen, el director de fotografía de Europa, había recibido un regalo de manos del propio director: el viejo esmoquin de Dreyer confeccionado en París en 1926. Dreyer no pensaba volver a utilizarlo. En un gesto amable y conmovedor, Henning Bendtsen me lo prestó y, por supuesto, es el esmoquin que llevaba aquella noche en la alfombra roja». 3

¡Ese traje le traería buena suerte, ya que ganaría el Premio del jurado ex aequo de aquel año!

Lars Von Trier, Premio del jurado Ex-aequo- Europa - Dennis Hopper © Lars Von Trier, Premio del jurado Ex-aequo- Europa - Dennis Hopper

1- BRUN Mario, BRESSON Jean, Les vingt marches aux étoiles, La fabuleuse histoire du Festival de Cannes, p. 55
2 - BRUN Mario, BRESSON Jean, Les vingt marches aux étoiles, La fabuleuse histoire du Festival de Cannes, p. 54
3 - JACOB Gilles (dir.), Les visiteurs de Cannes, Cinéastes à l’œuvre. París: Editions Hatier, 1992, p.64-66
Ilustraciones:
Correspondencia entre Robert Favre Le Bret y un periodista: Archivos Administrativos del Festival consultables en la Cinemateca Francesa: FIFA 253 259 B37

Redactado por Camille Périssé

Compartir el artículo
Memoria del Festival En salas el 17.05.17

Vestimenta formal de rigor

Ascensión a las cumbres cinematográficas: ¡la subida de las escaleras del Festival de Cannes es toda una leyenda! El rito del tránsito de una película hacia su primera proyección responde a tradiciones que se han ido construyendo a lo largo de estos 70 años. Hacemos un repaso histórico e ilustrado de la principal tradición: la vestimenta formal de rigor.

Separar las direcciones con comas * Campos obligatorios
Memoria del Festival17.05.17

Vestimenta formal de rigor

Separar las direcciones con comas * Campos obligatorios
.

.

.

12 : 06 : 34 : 57
¡Visite la web dedicada al evento

para revivir la 70ª edición!

Al navegar por nuestra página web,
se sobreentiende que acepta la instalación y el uso de cookies en su ordenador, principalmente con fines promocionales o publicitarios, en el marco de nuestra política de protección de su vida privada.