Jurado | Actualización : 06.05.19 . 15:28

Encuentro con Marie-Josée Croze, miembro del jurado de la Cinéfondation y de los cortometrajes

Marie Josée Croze - Miembro del Jurado de la Cinéfondation y de los Cortometrajes

Marie Josée Croze - Miembro del Jurado de la Cinéfondation y de los Cortometrajes © Alberto Pizzoli / AFP

Descubierta en Cannes en 2003 con Las invasiones bárbaras (Les Invasions Barbares) de Denys Arcand, que le valió el Prix a la mejor actriz, Marie-Josée Croze regresa este año a la Croisette como miembro del jurado de la Cinéfondation y de los cortometrajes, presidido por Naomi Kawasé. Comparte su experiencia y sus impresiones como jurado.

Es miembro del jurado de la Cinéfondation y de los cortometrajes, presidido por Naomi Kawasé. ¿Cómo ha abordado esta labor?

No me he preparado para esta tarea. Me he fiado sobre todo de mi instinto como espectadora y me he desprendido de cualquier estereotipo en cuanto a los géneros de las películas. Cuando me encuentro ante una película, trato de saber si lo que estoy viendo está captando mi atención. A continuación, es una cuestión de trabajar con los demás miembros del jurado. Es necesario que cada uno puede expresar sus gustos y su opinión. De este modo, uno puede destacar cosas que podrían haber escapado a los demás.

 

No es la primera vez que se le confía este papel de jurado de un festival. ¿Qué lecciones extrae de esta experiencia en Cannes? 

Estoy muy contenta de haber venido porque era la primera vez que formaba parte de un jurado de cortometrajes. Es una gran responsabilidad porque nos encontramos frente a los directores del mañana y no queremos desanimarles. Es agradable saber que los premios que les concedemos quizás servirán para darles ganas de continuar. Por otro lado, este jurado en Cannes ha sido de lo más harmonioso. Compartíamos una sensibilidad común por las películas, las decisiones a menudo han sido unánimes.

 

Fue galardonada con el Prix a la mejor actriz en Cannes por Las invasiones bárbaras (Les Invasions Barbares) en 2003. ¿Qué recuerdo conserva?

Jamás habría vivido la carrea que tengo ahora si no hubiera obtenido ese premio. Hubo un antes y un después de Cannes, lo sé.

 

Participa tanto en películas francófonas como anglosajonas. ¿Cómo aborda estas diferentes producciones? 

No creo que sea una cuestión de país. Jamás he sentido diferencias entre las nacionalidades. Todo depende del género de la película y del presupuesto. Por ejemplo, las películas de autor requieren mucha implicación. Salimos de nuestra zona de confort, hay que estar sobre el terreno y es un trabajo de descubrimiento constante, al contrario de lo que sucede con las grandes producciones, en las cuales en ocasiones tenemos que esperar a que nos dirijan. Pero una no es más sencilla que la otra.

 

¿Qué tipo de proyecto le gustaría que le propusieran? ¿Cuál es el papel de sus sueños?

Me he dado cuenta de que los papeles tienen poca importancia para mí. Se trata ante todo de un encuentro. Es maravilloso poder trabajar con directores que te expresan el sentimiento de ser respetada y comprendida. En cada película, aspiro a conocer gente inteligente, sensible, con la cual me pueda entender y estar en la misma onda. Lo más importante es encontrar un lenguaje común, alguien que confíe en ti y en quien puedas confiar.

 

¿Qué películas le emocionan especialmente?

Me gusta mucho el cine realista. Pero también directores como Kubrick, Bergman, Truffaut… De todos modos, creo que hay que estar abierto a todo. Y esta experiencia como jurado lo exige todavía más. 

Hay que mirar las películas con el corazón.

Usted misma ha participado en cortometrajes. ¿Por qué es un buen ejercicio?

El cortometraje es un medio para lanzarse en el mundo del cine, de interpretar papeles que nos hablen y que nos permitan aprender. Nunca se sabe en que va a desembocar, hay que asumir los riesgos pero es una hermosa experiencia.

 

¿Podría dirigir un cortometraje?

Es tentador. Solo lo haría si no me puedo retener, si tengo una idea en la cual no dejo de pensar. Quizás un día me lance, quién sabe.

 

Háblenos sobre esta selección de la Cinéfondation y de los cortometrajes.

Hemos visto cosas muy prometedoras. He visto películas muy personales, fuertes y emotivas. La selección comprendía muchas películas realistas y siempre he sentido empatía por las historias que me han explicado. He sentido ganas de seguir a los directores que hemos descubierto durante esta edición.

Redactado por Eugénie Malinjod

Compartir el artículo

En profundidad

El mismo día

Jurado En salas el 21.05.16

Encuentro con Marie-Josée Croze, miembro del jurado de la Cinéfondation y de los cortometrajes

Descubierta en Cannes en 2003 con Las invasiones bárbaras (Les Invasions Barbares) de Denys Arcand, que le valió el Prix a la mejor actriz, Marie-Josée Croze regresa este año a la Croisette como miembro del jurado de la Cinéfondation y de los cortometrajes, presidido por Naomi Kawasé. Comparte su experiencia y sus impresiones como jurado.

Separar las direcciones con comas * Campos obligatorios
Jurado21.05.16

Encuentro con Marie-Josée Croze, miembro del jurado de la Cinéfondation y de los cortometrajes

Separar las direcciones con comas * Campos obligatorios
.

.

.

12 : 06 : 34 : 57
del 14 al 25 de mayo, siga la 72a edición

en la web dedicada al evento del Festival de Cannes

Al navegar por nuestra página web,
se sobreentiende que acepta la instalación y el uso de cookies en su ordenador, principalmente con fines promocionales o publicitarios, en el marco de nuestra política de protección de su vida privada.