Un Certain Regard | Actualización : 13.02.18 . 09:45

La larga noche de Francisco Sanctis, entrevista con Francisco Márquez y Andrea Testa

Foto de La larga noche de Francisco Sanctis

Foto de La larga noche de Francisco Sanctis © Federico Lastra

En la sección Un Certain Regard, La larga noche de Francisco Sanctis compite por la Caméra d’or. La primera película de los cineastas argentinos Francisco MárquezAndrea Testa aborda el tema de la falta de implicación de las personas “normales” en una situación de emergencia.

Cuéntenos la génesis de su película.

Es la adaptación de una novela de Humberto Costantini, un autor argentino que militó en la izquierda revolucionaria argentina de los años 70. Lo primero que nos atrajo de su libro es que no abordaba la dictadura militar, que en nuestro país fue especialmente sangrienta, con 30.000 desaparecidos, desde el punto de vista de un militante o de un militar, como se hizo históricamente en el cine argentino. Lo hace desde el de un oficinista que vive esos días esperando un ascenso en el trabajo y viendo crecer a sus hijos, ajeno a los hechos políticos que desangran al país. Francisco Sanctis es parte de la llamada mayoría silenciosa, un sector de la población que, con su pasividad, fue clave para la consolidación del proyecto militar.

La película no busca juzgar a ese sector de la población, sería injusto hacerlo nosotros que no hemos vivido esa época de terror paralizante, sino analizar cómo nos relacionamos como individuos con la realidad social que nos circunda. Durante el proceso nos acompañó siempre aquella frase que dice: “No se trata de lo que la historia ha hecho con nosotros sino de qué podemos hacer con eso que la historia nos ha hecho”. En ese sentido, el conflicto de nuestro personaje es sumamente actual y universal.

 

¿Cómo fue el ambiente en el plató? Cuéntenos una anécdota del rodaje.

Hemos llegado al rodaje tras un intenso trabajo previo. Considerando el bajo presupuesto que teníamos y el tipo de película que queríamos hacer, era clave la previsión. Eso no quiere decir que la realidad del plató no nos haya obligado a cambiar de planes. Hicimos un plan de rodaje tratando de respetar al máximo posible la cronología de la película. Eso era importante para poder calibrar con precisión el arco dramático y el trabajo emocional del protagonista. Pero, en términos de productividad, era problemático porque rodamos todos los interiores en la primera semana. Y llovieron tres semanas de las cinco de rodaje. Como las lluvias eran intermitentes, no sólo nos permitieron filmar sino también mantener el suelo mojado en varias escenas, algo que deseábamos pero que era imposible para el presupuesto de la película.

En una escena muy importante de la película, la lluvia parecía que iba a bloquear el rodaje. Nuestro protagonista tenía que llamar por teléfono a su esposa, probablemente una llamada de despedida antes de emprender un viaje hacia la muerte. Cuando parecía que íbamos a tener que interrumpir el rodaje indefinidamente, paró de llover, un sonido grave nos llamó la atención y el cielo se puso totalmente verde. Miramos hacia arriba y vimos un meteorito atravesando el cielo nocturno de Buenos Aires durante varios segundos. Nos quedamos congelados mirando el fenómeno en silencio. Una vez que terminó, aplaudimos y nos preparamos para filmar una de las escenas más importantes de la película. 

 

Háblenos de sus actores.

Diego Velázquez es nuestro protagonista, está en casi todos los planos. Es un actor que ha hecho una brillante carrera en el teatro independiente argentino y que tuvo recientemente un papel protagonista en un programa de la televisión pública que adaptó la novela “Los siete locos”, una obra de Roberto Arlt, uno de los escritores más importantes del país. Diego es un actor que se involucra mucho en el proceso creativo. Su trabajo era muy difícil porque su personaje tiene una información que le agobia y le angustia pero que, al mismo tiempo, tiene que mantener oculta. Tenía que contener sus emociones pero sin perder expresión. Diego es muy cinéfilo y hablamos mucho con él sobre la estética de la película y la comprendió a la perfección. Eso fue muy importante para nosotros porque su cuerpo tenía que estar en un determinado plano, bajo una determinada iluminación y convivir con determinados sonidos. Su actuación debía dialogar con una atmósfera.

Los que vieron la película resaltan que la dictadura militar está fuera de plano. Nosotros creemos que vive dentro del cuerpo de Francisco Sanctis que, a través del trabajo de Diego, ha logrado condensar la propuesta creativa de todas las áreas, es decir de la puesta en escena.

 

¿Qué opinan sobre la situación del cine en su país?

Hay que tener en cuenta varios aspectos. En primer lugar, actualmente se produce una importante cantidad de películas. El Estado, con su apoyo a través del INCAA, cumple un importante papel para que estas películas puedan hacerse. El problema está en la distribución. No es que los argentinos no quieran ver el cine hecho en su país sino que el Estado no articula políticas activas para fomentarlo. Es paradójico porque el Estado invierte en películas que luego quedan expuestas a competir con las superproducciones norteamericanas que copan las pantallas y cuentan con enormes aparatos de publicidad. Estamos convencidos de que es necesaria una mayor protección en la distribución del cine nacional y que, para eso, es inevitable enfrentarse a los poderosos intereses de los grandes estudios norteamericanos. Hasta ahora ningún gobierno estuvo dispuesto a hacerlo.

Por otro lado, un gobierno de derecha asumió el poder en nuestro país hace unos meses. En los comienzos de la gestión tomó una serie de medidas generales tendientes a favorecer a los grupos concentrados de poder, se perdieron más de 100.000 puestos de trabajos y en nombre de la modernización se está recortando la intervención estatal. Aún no sabemos cómo va a afectar eso específicamente a la industria cinematográfica. Hay grupos de poder que están difundiendo el mensaje de que “se hacen demasiadas películas que no ve nadie” y defienden que hay que producir menos. Nosotros, por el contrario, basándonos no en la cantidad de público total sino en el promedio de espectadores por sala, estamos seguros de que hay público para nuestro cine y de que hay que avanzar en una política estatal de distribución. Nosotros procedemos del cine independiente, seríamos de esas películas que “sobran”, por eso creemos que nuestra participación en el Festival de Cannes no sólo es una buena noticia para nosotros sino para toda la producción independiente del país. 

Redactado por Charlotte Pavard

Compartir el artículo

El mismo día

Un Certain Regard En salas el 20.05.16

La larga noche de Francisco Sanctis, entrevista con Francisco Márquez y Andrea Testa

En la sección Un Certain Regard, La larga noche de Francisco Sanctis compite por la Caméra d’or. La primera película de los cineastas argentinos Francisco MárquezAndrea Testa aborda el tema de la falta de implicación de las personas “normales” en una situación de emergencia.

Separar las direcciones con comas * Campos obligatorios
Un Certain Regard20.05.16

La larga noche de Francisco Sanctis, entrevista con Francisco Márquez y Andrea Testa

Separar las direcciones con comas * Campos obligatorios
.

.

.

12 : 06 : 34 : 57
del 14 al 25 de mayo, siga la 72a edición

en la web dedicada al evento del Festival de Cannes

Al navegar por nuestra página web,
se sobreentiende que acepta la instalación y el uso de cookies en su ordenador, principalmente con fines promocionales o publicitarios, en el marco de nuestra política de protección de su vida privada.