Cannes Classics | Actualización : 13.02.18 . 19:04

Blow-Up, cuando Antonioni sublimó el color

Foto de la película Blow-Up (Blow Up)

Foto de la película Blow-Up (Blow Up) © DR

Blow-Up (Grand Prix en 1967), largometraje mítico de llamativos colores, filmado en la irreverente «Swinging London», marcó un hito en la carrera de Michelangelo Antonioni. Reconocido por su trabajo junto a Paolo Sorrentino, el director de fotografía Luca Bigazzi evoca el impacto visual que tuvo la película cuando salió y el trabajo de orfebre que tuvo que realizar para restituir los colores originales.

¿Cuál fue el impacto de Blow-Up cuando salió?

Blow-Up fue acogida como una película extremadamente innovadora, por su enfoque formal y fotográfico, que demostraba una audacia poco común en aquella época. Era un largometraje a color pensado en una época en la que el cine italiano comenzaba a superar el paso del blanco y negro al color. Había muchas películas a color que eran concebidas como si fueran películas en blanco y negro; aunque ya no servía de nada con la llegada del color, los directores seguían jugando con las luces de fondo. Entonces, todo parecía falso en la pantalla. La fotografía de Blow-Up significó por consiguiente un gran avance. La transición del blanco y negro al color fue muy difícil en Italia, sobre todo en las escuelas, que tenían una tradición muy conservadora.

 

¿Por qué era innovadora la fotografía de Blow-Up?

Antonioni y Carlo Di Palma, el director de fotografía, le apostaron a una utilización más ligera de la luz, pensando en iluminar la película y darle un toque adicional de realismo y modernidad. Al mismo tiempo, decidieron utilizar colores más llamativos para el decorado y el vestuario. La identidad visual de la película es fruto de esta elección. Se dice, por ejemplo, que Antonioni mandó pintar de verde la hierba de la escena del crimen, lo cual cobra sentido si se mira detenidamente hacia los alrededores del jardín, pues el color es más pálido. Los colores del estudio fotográfico del personaje principal también son extremadamente acentuados. El director tomó decisiones cromáticas muy precisas.

 

¿Cómo fue el trabajo de restauración?

De manera general, fue difícil. Nuestro primer punto de referencia era una copia que solo tenía dos colores: blanco y rojo. Además, era una copia original que se había deteriorado considerablemente con el tiempo. Esto nos alerta sobre la calidad de la conservación de las películas en metrocolor. Entonces decidimos utilizar un negativo más reciente en el que podíamos identificar los colores. Limpiamos completamente la película, puesto que no teníamos indicaciones precisas, y tuvimos que reinterpretar los colores haciendo lo posible por respetar el material, trabajando delicadamente. Para evitar todo riesgo de error de apreciación, no hicimos grandes cambios. Anteriormente, los restauradores buscaban la manera de hacer que la colorimetría fuera más clara, más oscura, más verde o más roja, por ejemplo. Pero ahora, la tecnología digital permite ir más allá, aunque implica un riesgo ético más elevado.

 

Hay una gran polémica al respecto...

Creo que lo mejor será llegar a un acuerdo sobre la restauración del patrimonio cinematográfico. Aunque podemos trabajar libremente, es muy difícil ponerse en la situación de un director de fotografía que trabajó con recursos, soportes, luces y una sensibilidad que son diferentes a los que utilizamos en la actualidad.

Tráiler de Blow Up (1966), de Michelangelo Antonioni

Redactado por Benoit Pavan

Compartir el artículo
BLOW UP
Cannes Classics

BLOW-UP

Michelangelo ANTONIONI

REINO UNIDO, ITALIA, ESTADOS UNIDOS - 1966

01:51

En profundidad

El mismo día

Cannes Classics En salas el 24.05.17

Blow-Up, cuando Antonioni sublimó el color

Blow-Up (Grand Prix en 1967), largometraje mítico de llamativos colores, filmado en la irreverente «Swinging London», marcó un hito en la carrera de Michelangelo Antonioni. Reconocido por su trabajo junto a Paolo Sorrentino, el director de fotografía Luca Bigazzi evoca el impacto visual que tuvo la película cuando salió y el trabajo de orfebre que tuvo que realizar para restituir los colores originales.

Separar las direcciones con comas * Campos obligatorios
Cannes Classics24.05.17

Blow-Up, cuando Antonioni sublimó el color

Separar las direcciones con comas * Campos obligatorios
.

.

.

12 : 06 : 34 : 57
del 8 al 19 de mayo, siga la 71a edición

en la web dedicada al evento del Festival de Cannes

Al navegar por nuestra página web,
se sobreentiende que acepta la instalación y el uso de cookies en su ordenador, principalmente con fines promocionales o publicitarios, en el marco de nuestra política de protección de su vida privada.