Competición | Actualización : 29.04.19 . 14:54

Robin Campillo acelera el ritmo de la Competición

Foto de la película "120 battements par minute" ("120 beats per minute")

Foto de la película "120 battements par minute" ("120 beats per minute") © Céline Nieszawer

Una película muy esperada por la prensa francesa: 120 battements par minute (BMP (Beats per Minute)) catapulta a Robin Campillo a la Competición por primera vez, cuatro años después de su cinta ampliamente aclamada Eastern Boys. Para su tercer largometraje, el cineasta apuesta por el lado más seductor de la joven generación de actores franceses de la mano de Adèle Haenel y Arnaud Valois, acompañados por el argentino Nahuel Pérez Biscayart.

Ciento veinte latidos por minuto. La frecuencia cardíaca media. Los protagonistas de 120 battements par minute (BPM (Beats per Minute)) luchan por combatir la indiferencia generalizada hacia la cuestión del sida. El filme nos sitúa a principios de los noventa, una época en la que el virus causa estragos y cuando la asociación Act Up multiplica su acción de choque. Nathan (Arnaud Valois) ingresa en este movimiento y muy pronto quedará conmocionado por el radicalismo de determinados miembros.

Competición17.05.2017 . 18:32

120 BATTEMENTS PAR MINUTE (BPM (BEATS PER MINUTE)) de Robin CAMPILLO - Tráiler

Si Robin Campillo hubiese cedido ante sus deseos de joven cineasta, 120 battements par minute habría visto luz hace veinte años. En esa época, el director militaba en Act Up, atraído por la insolencia de sus figuras mediáticas y, especialmente, sobrecogido por el incremento de casos de sida. Pero el cineasta, por aquel entonces joven montador, no se siente capaz de escribir una película como esta, de momento…

 

Mientras tanto, Robin Campillo se abre paso sin grandes dificultades en el mundo del cine francés. Primero, a la sombra de grandes nombres, como montador para Gilles Marchand (Qui a tué Bambi ? (Who Killed Bambi?, Fuera de Competición en 2003), o como coguionista de Laurent Cantet en Entre les murs (La Clase), Palme d’or en 2008. La primera película dirigida por Robin Campillo sale en 2004. Se trata de Les Revenants (La resurrección de los muertos), que más tarde se adaptaría a una serie de televisión. Con Eastern Boys (2014), el director consigue seducir a la crítica al contar, sin reparos, el juego de seducción, de artimañas y de amor entre un cuarentón acomodado y un joven de Europa del Este. Una cinta empática, psicológica, lírica.

Eastern Boys - Tráiler

Redactado por Tarik Khaldi

Compartir el artículo
120 BATTEMENTS PAR MINUTE
En Competición – Largometrajes

120 BATTEMENTS PAR MINUTE

Robin CAMPILLO

FRANCIA - 2017

02:20

En profundidad

El mismo día

.

.

.