Un Certain Regard | Actualización : 09.07.21 . 15:07

La Civil, la mirada de Teodora Ana Mihai

Foto de la película La civil

Foto de la película La civil © Menuetto - Agustin Paredes

 

En La Civil, su primer largometraje en la selección Un Certain Regard y que opta a la Caméra d’or, la directora belgorrumana Teodora Ana Mihai narra la historia de Cielo, una madre que intenta encontrar a su hija después de que esta haya sido secuestrada por los miembros de un cártel mexicano.

¿De dónde surge la inspiración para esta película?

Investigué acerca de la lucha contra el narcotráfico en México y opté por abordarla desde la perspectiva de un adolescente. En 2005, conocí a Miriam Rodríguez, cuya historia se dio a conocer dos años después de su trágica muerte. En ese momento, pensé que sería más interesante darle a la película el punto de vista de una madre. Ella fue la que inspiró el carácter valiente de Cielo.

 

¿Qué le hizo cambiar de opinión?

Una de las primeras cosas que me dijo fue: «Cuando me despierto por la mañana, quiero matar o morir». Sus palabras fueron como una bofetada en plena cara. Me pregunté por cuántas situaciones debía de haber pasado para llegar a esas conclusiones.

 

¿Cómo fue el ambiente durante la grabación?

Tenso y estresante debido a las restricciones relacionadas con la COVID-19 y el riesgo de que mi actriz principal, que sale en todas las tomas, diera positivo. Pero era muy disciplinada y precavida. Rodamos sin retrasarnos a pesar de los obstáculos en el Estado de Durango, México, una región con la mejor luz del país. Pudimos rodar dos escenas en el rancho de John Wayne, ubicado en La Joya, donde hizo sus cuatro últimas películas. La Civil se caracteriza en algunos momentos por su aire wéstern. A menudo bromeábamos diciendo que estábamos rodando «un narco wéstern».

 

¿Cómo eligió a los actores de la película?

El casting y algunos de los ensayos tuvieron lugar en línea debido al confinamiento. Creo que este tipo de circunstancias excepcionales ayuda a la gente a superar los obstáculos de manera positiva. Les hace estar más concentrados y dispuestos a dar lo mejor de sí mismos. Arcelia Ramírez lleva la película sobre sus hombros. Es muy comprometida con la dirección, muy perspicaz y al mismo tiempo extremadamente sensible. En el plató, había una gran dedicación, ya que muchas personas que trabajaban en la película habían sufrido situaciones similares en su familia o en su círculo de amigos.

 

¿Por qué eligió la profesión de directora?

Por mi padre, por su contagiosa pasión por la fotografía. Por Tarkovski, por sus maravillosas imágenes poéticas. Por Agnès Varda, por su talento, su perseverancia y su voz única. Por los hermanos Dardennes y Cristian Mungiu, uno de los precursores de la nueva ola rumana. No es casualidad que estén coproduciendo mi película, porque tenemos muchas afinidades visuales y temáticas…

 

¿Qué opina sobre el cine de su país?

Nací en Rumanía y me crie en Bélgica. «Mis países» me han aportado un legado audiovisual y cultural que hace que mi visión sea un poco atípica pero auténtica.

 

¿Está inmersa en la realización de un nuevo proyecto ?

Por ahora, se llama Family Album. La historia transcurre entre Rumanía y Bélgica, y se inspira en las historias de la diáspora que he escuchado a lo largo de los años. Estoy trabajando de nuevo en el guion con el escritor mexicano Habacuc Antonio de Rosario, con quien he colaborado en La Civil.

Redactado por Benoit Pavan

Compartir el artículo
LA CIVIL
Un Certain Regard

LA CIVIL

Teodora Ana MIHAI

BÉLGICA, RUMANÍA, MÉXICO - 2021

02:25

El mismo día

.

.

.