Mi selección()

.

    Añadir a mi selección
    Jurado 15.05.19 . 13:30 Actualización :09.07.19 . 16:13

    Entrevista con Alejandro González Iñárritu, Presidente del Jurado de largometrajes

    Alejandro Gonzalez Iñárritu

    Alejandro Gonzalez Iñárritu © Mathilde Petit / FDC

    Primer cineasta latinoamericano que asume este rol, el Presidente del Jurado de Largometrajes Alejandro González Iñárritu sucede a Pedro Almodóvar y Cate Blanchett. Ganador del premio al mejor director en 2006 por Babel, presente en Competición en 2010 con Biutiful, ganador del Oscar dos años seguidos por Birdman y The Revenant (El renacido), y por la instalación de realidad virtual Carne y Arena en 2017, es un cineasta en la cima de su arte quien entregará la Palme d’or del 72º Festival.

    ¿Qué dijeron sus amigos Alfonso Cuarón y Guillermo del Toro cuando supieron que era Presidente del Jurado este año? 

    ¡Creo que estaban muy contentos, y un poco celosos quizá!

    ¿Cómo lo ve este papel? 

    La primera vez que vine a Cannes con una película, fue hace 20 años con Amores Perros en la Semana de la crítica. Nunca hubiera pensado, entonces, llegar a tener la posibilidad de ser Presidente del Jurado de la Selección oficial del Festival de Cannes. Para mí  es un honor y un privilegio, y a nivel personal es como cerrar el ciclo de una relación muy significativa y con muchísima carga emocional dentro de mi profesión. Es como cerrar porque empecé aquí con mi primera película y ahora, en este momento extremo de mi carrera, es una forma de darle una consecuencia a una relación con un festival que tanto significa para mí. Al mismo tiempo, es el privilegio como cineasta de poder celebrar y disfrutar las películas de grandes cineastas. Y luego, discutir pasionalmente con otros grandes cineastas que admiro.

    ¿Le va a echar pasión al papel? 

    Es imposible no echarle pasión porque estuve aquí compitiendo y sé la importancia de estar seleccionado aquí, lo que una película conlleva para cineastas de este calibre. Sé que han dado una parte de su vida cocinando estas películas. Son el resultado de un trabajo muy profundo, muy arduo en muchos aspectos. Sé lo que significa estar al otro lado y poder tener el privilegio de mirar, disfrutar, disecar y discutir estas obras junto con los miembros del Jurado. Creo que es imposible no tener el corazón a carne viva porque estas exponiéndote a obras que te van a pegar.

    Con seis largo metrajes, ha enseñado su propensión a reinventarse sin cesar, explorando distintos géneros y técnicas. ¿Qué es lo que le empuja en esa dirección? 

    Creo que es parte del crecimiento personal. Yo no soy el mismo de hace 20 años así que lo veo como una transformación interna que se proyecta en tus intereses externos.

    ¿Va a seguir variando los géneros? 

    Creo que las tierras del cine son fértiles en sus infinitas formas de expresión. Me gusta explorar y expresar cosas de una forma distinta, de forma que yo voy evolucionando expresamente. No lo hago deliberadamente. Siento que es una especie de evolución interna que espero que se proyecte externamente.

    ¿Por eso van variando sus lugares de filmación?  

    Sí, después de pensar en la historia y en el personaje, me interesa buscar el lugar adecuado. Es como la semilla de una planta: encuentras la tierra más rica para que esta planta se fortalezca.

    También está la gente. Babel, Biutiful, preguntan sobre inmigración: una realidad ancestral que haces vivir 6,5 minutos a los espectadores de la instalación de realidad virtual Carne y Arena. ¿Según tú, este tipo de instalación y la interacción que implica permite tocar el espectador más en profundidad? ¿Lo has notado a lo largo del tiempo? 

    Sí mucho. Creo que ninguna película mía ha generado jamás una reacción tan transformadora como ha sido la experiencia que han tenido las personas emergiéndose en esta instalación de realidad virtual. Creo que ver no es lo mismo que mirar y mucho menos que experimentar una obra. Por eso los medios tienen tanta importancia. No es lo mismo ver una película en la televisión que mirar una película en el cine y que experimentar una experiencia como la de la realidad virtual. La experiencia que la gente tuvo en Carne y Arena fue física, psicológica y sensorial. La gente escribió notas tras vivir la experiencia y sí que sobresale eso: es muy conmovedor, profundo, trascendente. Ninguna película puede aspirar a eso. Va más allá de la estética, del gusto, es una experiencia física y sensorial donde hay una invasión total. Es como introducirte, caminando la mente en el ser de alguien. Mucho más profundo.

    Cannes Classics propone este año Los Olvidados, un gran clásico de Buñuel que enseña la extrema pobreza de un México que vivía entonces su edad de oro. ¿Hay que ver un paralelo con la actualidad? ¿Como se puede actuar, como artista que importa, cuando su país sufre de tanta pobreza que genera la violencia? Creo que la única obligación, el único compromiso que puedes tener como artista es ser muy honesto contigo mismo. Este festival es como el festival del fin del mundo: siento que estamos en un momento del barco, como el Titanic, en que se está hundiendo. Y a diferencia de los músicos que tocaban los violines para hacer el hundimiento un poco más hermoso, poético, estamos proyectando nuestra realidad que se está hundiendo físicamente. Estamos hablando, más allá de la pobreza, de cómo nos estamos exterminando como raza y como especie. Es un macro tema, aún más grande que la política o la pobreza. Estamos negando o evadiendo una realidad que nos está consumiendo. Yo personalmente creo en el poder liberador y humanizador del cine. Creo en el poder de las imágenes y de las ideas, las que conllevan historias que nos pueden realmente sacudir en el plexo solar de nuestras existencias. El problema es que los políticos y el capitalismo están haciendo ficción haciéndonos pensar que es la realidad. Un Festival o una experiencia comunitaria de este tipo pueden, en un momento dado, lanzar una especie de onda, y afectar sensorialmente a una parte importante. No soy naife para creer que voy a cambiar el mundo pero sí  creo que es la única responsabilidad que podemos tener.
     

     

    "Creo en el poder liberador y humanizador del cine, en historias que nos pueden realmente sacudir en el plexo solar de nuestras existencias".

    Recibiendo un Oscar especial para Carne y Arena, ha dicho « Lo que importa es la competencia que uno tiene con uno mismo ». ¿Como ve esa frase con las películas en Competición para cuales tendrás que votar como Presidente del Jurado? 

    Me gustaría que no hubiera ningún perdedor. Más que juzgar, quiero invitar a los miembros del Jurado a apreciar con devoción, a compartir las notas que apreciamos, en que más nos apasionamos. No desechar sino apreciar. Compartir algo que nos alteró, que nos afectó a todos por alguna razón. Más que dividir, se trata de compartir la pasión que sentimos por algo en particular. Como presidente, quiero intentar canalizar la mirada a lo que realmente resuena en nosotros. Y celebrar esto. 

    Encuentro15.05.2019 . 17:04

    Alejandro González IÑÁRRITU, presidente del jurado de largometrajes

    Escrito por Charlotte Pavard
    Jurado 15.05.19

    Entrevista con Alejandro González Iñárritu, Presidente del Jurado de largometrajes

    Primer cineasta latinoamericano que asume este rol, el Presidente del Jurado de Largometrajes Alejandro González Iñárritu sucede a Pedro Almodóvar y Cate Blanchett. Ganador del premio al mejor director en 2006 por Babel, presente en Competición en 2010 con Biutiful, ganador del Oscar dos años seguidos por Birdman y The Revenant (El renacido), y por la instalación de realidad virtual Carne y Arena en 2017, es un cineasta en la cima de su arte quien entregará la Palme d’or del 72º Festival.

    Separar las direcciones con comas * *Campos obligatorios

    En conformidad con la ley francesa n° 78-17 del 6 de enero de 1978 modificada relativa a la informática, los archivos y la libertad, los internautas tienen derecho de oposición (art. 38 de la ley), de acceso (art. 39 de la ley), de rectificación y de eliminación (art. 40 de la ley) de los datos que les conciernen. Para ejercer estos derechos, el internauta debe dirigirse a: Dirección jurídica OGF, 31 rue de Cambrai 75946 PARÍS Cedex 19, o a la dirección electrónica siguiente informatiqueetlibertes.dj@ogf.fr, e incluir copia de un documento de identidad.
    La OGF ha declarado los ficheros descritos anteriormente ante la CNIL y registrada con el n° 1607719.

    Jurado15.05.19

    Entrevista con Alejandro González Iñárritu, Presidente del Jurado de largometrajes

    Separar las direcciones con comas * *Campos obligatorios

    En conformidad con la ley francesa n° 78-17 del 6 de enero de 1978 modificada relativa a la informática, los archivos y la libertad, los internautas tienen derecho de oposición (art. 38 de la ley), de acceso (art. 39 de la ley), de rectificación y de eliminación (art. 40 de la ley) de los datos que les conciernen. Para ejercer estos derechos, el internauta debe dirigirse a: Dirección jurídica OGF, 31 rue de Cambrai 75946 PARÍS Cedex 19, o a la dirección electrónica siguiente informatiqueetlibertes.dj@ogf.fr, e incluir copia de un documento de identidad.
    La OGF ha declarado los ficheros descritos anteriormente ante la CNIL y registrada con el n° 1607719.

    Al continuar con la navegación en nuestra página web,
    acepta la instalación y el uso de cookies en su ordenador, principalmente con fines promocionales y/o publicitarios, en el marco de nuestra política de protección de su vida privada.