Mi selección()

.

    72 edición

    Alain Delon, Palme d'or de honor del 72.º Festival de Cannes

    Photo: Plein Soleil by René Clément - Dialogues & adaptation : René Clément & Paul Gégauff - From the Patricia Highsmith's novel « The Talented Mr. Ripley »

    Photo: Plein Soleil by René Clément - Dialogues & adaptation : René Clément & Paul Gégauff - From the Patricia Highsmith's novel « The Talented Mr. Ripley » © 1960 STUDIOCANAL - Titanus S.P.A. / Montage & design : Flore Maquin

    Pertenece al cine, a sus obras más hermosas y a sus mitos: en 2019, el Festival de Cannes ha decidido otorgar una Palme d'or de honor a Alain Deloncon el fin de rendir un homenaje a su magnífica presencia en la historia del séptimo arte.

    El Festival de Cannes tiene el placer y el orgullo de que el actor de Il gattopardo (El gatopardo), de Luchino Visconti (Palme d’or 1963), haya aceptado recibir un tributo de parte de la comunidad internacional, como ya lo habían hecho Jeanne Moreau, Woody Allen, Bernardo Bertolucci, Jane Fonda, Clint Eastwood, Jean-Paul Belmondo, Manoel de Oliveira, Agnès Varda y Jean-Pierre Léaud.

    «Pierre Lescure y yo estamos encantados de que Alain Delon haya aceptado recibir un homenaje de parte del Festival, declara Thierry Frémaux, Delegado general. Y sin embargo, dudó bastante antes de hacerlo, pues ya había rechazado esta Palme d’or considerando que su presencia en Cannes solo tenía sentido para promocionar la obra de los directores con los que ha trabajado».

     

    Es un monstruo sagrado, una leyenda viva, un icono planetario. En Japón es venerado e incluso se le conoce como el «Samurai de la primavera». Ha hecho más de 80 películas, innumerables obras maestras y ha recibido superlativos que destacan su envergadura artística y su aura sin fronteras desde que saltó a la fama con Plein Soleil (A pleno sol), en 1960, un largometraje policiaco que además es como una oda a su insolente belleza: con esta película René Clément creó a Alain Delon, un diamante en bruto que solo tenía 25 años.

    Desde entonces, muchas de las obras en las que ha actuado se han convertido en clásicos. Recorrer su filmografía es como (re)vivir los mejores momentos de la historia del cine contemporáneo. Lo han dirigido los directores más grandes (Antonioni, Visconti, Melville, Losey, Godard, Deray, etc.), ha actuado con enormes estrellas (Gabin, Lancaster, Montand, Sharif, Ventura) y ha abrazado a las mejores actrices (Mireille Darc, Romy Schneider, Claudia Cardinale, Ursula Andress, Monica Vitti).
    Ha sabido combinar exigencia artística con éxitos populares, convirtiéndose en un campeón de la taquilla (BorsalinoLe Cercle rouge [Círculo rojo]) y nunca se ha alejado del cine de autor. En 1964, incursionó como productor con L’Insoumis (La muerte no deserta), de Alain Cavalier, y luego dirigió dos películas policiacas Le Battant (Cerco de muerte) y Pour la peau d’un flic(Por la piel de un policía), inspirada en la obra de Jean-Patrick Manchette. Magnético con Visconti, misterioso en las policiacas de Melville y Verneuil, Alain Delon siempre ha tomado decisiones importantes, asumiendo fácilmente el papel de galán, realzando personajes complejos, ambivalentes y trágicos, frágiles y rudos, y dando vida ya sea a un policía de pocas palabras o a un animal de sangre fría. Le Samouraï (El silencio de un hombre), que él encarnó plenamente, convirtió su forma de actuar en un «género»: carisma, mirada, tensión, etc., y ha sido fuente de inspiración para directores como John Woo o Quentin Tarantino.

    Su historia con el Festival de Cannes comenzó cuando empezó su carrera. El 13 de mayo de 1961, cuando caminó por primera vez por la alfombra roja por la película Che gioia vivere (Que alegría vivir), presentada en Selección oficial, la euforia era palpable con fotógrafos, periodistas y cientos de admiradores. Pasados 30 años, se vivió el mismo entusiasmo con su llegada espectacular en helicóptero y luego en barco para presentar Nouvelle Vague (Nueva ola). Pero entretanto también hizo L’eclisse (El eclipse, en 1962, Il gattopardo (El gatopardo), en 1963, y Monsieur Klein (El otro Sr. Klein), en 1976 : de la que diría hace poco a Samuel Blumenfeld en el periódico Le Monde: «Me siento muy identificado con esa película; mi pasión por la pintura, mi relación ambigua con la gente, esa especie de juego en el que soy el Sr. Klein sin saber por qué. Ser y no querer ser, sin dejar de ser».

    Alain Delon ha asistido varias veces a Cannes, ha entregado la Palme d’or, estuvo presente en las ceremonias del 60.º aniversario del Festival y ha brindado su apoyo en Cannes Classics a las restauraciones de las películas que son importantes para él. Aunque ahora está dedicado al teatro con su hija Anouchka y asegura no querer regresar a la pantalla, confiesa «Lo único que me hizo falta, y que siempre me faltará, una cosa que me habría gustado hacer antes de morir, es hacer una película dirigida por una mujer».

     

    Alain Delon recibirá la Palme d'or de honor el domingo 19 de mayo a las 19:15 h en la sala Debussy. El homenaje al actor francés continuará con la proyección de Mr. Klein (El otro Sr. Klein) de Joseph Losey, película seleccionada este año en el marco de Cannes Classics. 

    72 edición 13.05.19

    Alain Delon, Palme d'or de honor del 72.º Festival de Cannes

    Pertenece al cine, a sus obras más hermosas y a sus mitos: en 2019, el Festival de Cannes ha decidido otorgar una Palme d'or de honor a Alain Deloncon el fin de rendir un homenaje a su magnífica presencia en la historia del séptimo arte.

    El Festival de Cannes tiene el placer y el orgullo de que el actor de Il gattopardo (El gatopardo), de Luchino Visconti (Palme d’or 1963), haya aceptado recibir un tributo de parte de la comunidad internacional, como ya lo habían hecho Jeanne Moreau, Woody Allen, Bernardo Bertolucci, Jane Fonda, Clint Eastwood, Jean-Paul Belmondo, Manoel de Oliveira, Agnès Varda y Jean-Pierre Léaud.

    Separar las direcciones con comas * *Campos obligatorios

    En conformidad con la ley francesa n° 78-17 del 6 de enero de 1978 modificada relativa a la informática, los archivos y la libertad, los internautas tienen derecho de oposición (art. 38 de la ley), de acceso (art. 39 de la ley), de rectificación y de eliminación (art. 40 de la ley) de los datos que les conciernen. Para ejercer estos derechos, el internauta debe dirigirse a: Dirección jurídica OGF, 31 rue de Cambrai 75946 PARÍS Cedex 19, o a la dirección electrónica siguiente informatiqueetlibertes.dj@ogf.fr, e incluir copia de un documento de identidad.
    La OGF ha declarado los ficheros descritos anteriormente ante la CNIL y registrada con el n° 1607719.

    72 edición13.05.19

    Alain Delon, Palme d'or de honor del 72.º Festival de Cannes

    Separar las direcciones con comas * *Campos obligatorios

    En conformidad con la ley francesa n° 78-17 del 6 de enero de 1978 modificada relativa a la informática, los archivos y la libertad, los internautas tienen derecho de oposición (art. 38 de la ley), de acceso (art. 39 de la ley), de rectificación y de eliminación (art. 40 de la ley) de los datos que les conciernen. Para ejercer estos derechos, el internauta debe dirigirse a: Dirección jurídica OGF, 31 rue de Cambrai 75946 PARÍS Cedex 19, o a la dirección electrónica siguiente informatiqueetlibertes.dj@ogf.fr, e incluir copia de un documento de identidad.
    La OGF ha declarado los ficheros descritos anteriormente ante la CNIL y registrada con el n° 1607719.

    Al continuar con la navegación en nuestra página web,
    acepta la instalación y el uso de cookies en su ordenador, principalmente con fines promocionales y/o publicitarios, en el marco de nuestra política de protección de su vida privada.