75.ª edición | Actualización : 18.05.22 . 15:44

Mariupolis 2 de Mantas Kvedaravičius

Mariupolis 2 de Mantas Kvedaravičius

Mariupolis 2 de Mantas Kvedaravičius © DR

Como es sabido, el director lituano Mantas Kvedaravičius, a quien debemos Barzakh (2011), Mariupolis (2016) y Partenonas (Parthenon) (2019), fue capturado y asesinado por el ejército ruso a principios de abril en Mariupol. Su prometida, Hanna Bilobrova, quien le acompañaba, pudo traer el material rodado allí y montarlo con Dounia Sichov, la editora de Mantas. La película se llama Mariupolis 2, era importante mostrarla, por ello, la añadimos al programa.

 

Mariupolis 2 se proyectará el jueves 19 de mayo a las 11:30 h en la sala Buñuel y el viernes 20 de mayo a las 11:00 h en la sala Agnès Varda para la prensa.

En 2022, Mantas Kvedaravičius regresó a Ucrania, al Dombás, al corazón de la guerra, para encontrar a las personas que había conocido y filmado entre 2014 y 2015. Tras su muerte, sus productores y colaboradores han hecho todo lo posible para seguir transmitiendo su trabajo, su visión, sus películas. Mantas Kvedaravičius, también doctor en antropología, quería dar testimonio como cineasta, «lo más apartado posible del ajetreo de los medios de comunicación y los políticos». Mariupolis 2, con su impresionante fuerza y delicadeza, muestra la vida que transcurre bajo las bombas y revela imágenes tan trágicas como esperanzadoras.

MARIUPOLIS 2
(1h45)
 

Una película de Mantas Kvedaravičius, codirigida con Hanna Bilobrova 
Producida por: Uljana Kim, Mantas Kvedaravičius y Hanna Bilobrova, Nadia Turincev y Omar El Kadi, Thanassis Karathanos
 

«¿Sabe qué es lo más extraordinario de Mariupol? Ninguno de sus habitantes temía a la muerte, aunque fuera omnipresente. La muerte ya estaba allí, y nadie quería morir en balde. La gente se ayudaba mutuamente, arriesgando sus vidas. Fumaban en la calle y charlaban, a pesar de que se sucedían las bombas. Ya no quedaba dinero y la vida era demasiado corta para recordarla, así que cada cual se las apañaba con lo que tenía, y se superaba a sí mismo. Ya no había pasado, ni futuro, ni juicios, ni insinuaciones. Era el cielo en el infierno, las delicadas alas de la mariposa acercándose, el olor de la muerte en su cruda dimensión. Era la vida que palpitaba». (Notas de rodaje)
 

Producción: Studio Uljana Kim (Lituania), Extimacy Films (Lituania), Easy
Riders Films (Francia), Twenty Twenty Vision (Alemania) 
Montaje: Dounia Sichov, con Hanna Bilobrova 
Sonido: Nicolas Becker 
Montaje del sonido y mezcla: Erwan Kerzanet, Rana Eid, Rob Walker

Compartir el artículo

En profundidad

.

.

.